Noticias

Cumbre Empresarial China-LAC 2017

China aspira a concretar una zona de libre comercio con América Latina y el Caribe, señaló Tabaré Vázquez

Publicado: 01.12.2017

“Recibimos y estamos valorando una interesante propuesta de China que incluye ideas audaces y transformadoras, como promover una zona de libre comercio Celac y China, intensificar la cooperación financiera y fortalecer infraestructuras vitales para el desarrollo regional”, anunció el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en la apertura de la XI Cumbre Empresarial China–LAC 2017, con más de 2.500 participantes
Ma Peihua y Tabaré Vázquez en China-LAC 2017
Pie de foto: Ma Peihua y Tabaré Vázquez en China-LAC 2017

Luego de 32 años de la Ronda Uruguay del GATT, que inició también en Punta del Este, China se convirtió en un gestor del comercio internacional y un motor del crecimiento económico global. “A consecuencia de los crecientes vínculos políticos, comerciales, económicos, financieros, científicos y culturales, China ocupa hoy un espacio central en el quehacer de América Latina y el Caribe y su proyección al mundo”, precisó Tabaré Vázquez en el lanzamiento de la Cumbre China–LAC 2017.

En este marco, el presidente uruguayo destacó que China propuso a los países de América Latina y el Caribe la promoción de una zona de libre comercio, cooperación financiera y el fortalecimiento de las infraestructuras.

Recordó a los 2.500 asistentes que en enero de 2018 Santiago de Chile recibirá una nueva  reunión ministerial del foro Celac-China, “donde aspiramos a acordar un plan de acción conjunto de cooperación”, explicitó Vázquez. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política, que incluye a los treinta y tres países de América Latina y el Caribe.

“China ocupa un lugar central en el futuro de la región, que no está predeterminado, sino que se construye en el presente, porque el futuro se puede modelar entre todos, porque ningún país, por grande que sea, tiene destino en soledad”, focalizó el mandatario uruguayo. En los últimos años dijo esta asociación aceleró el progreso de los países, pero persisten obstáculos geográficos, idiomáticos y culturales. “Debemos y tenemos que superarlos para optimizar la asociación y avanzar”, indicó.

“Ello requiere redoblar esfuerzos, a fin de que los pueblos y empresas se conozcan más y profundicen el entendimiento recíproco, se diversifiquen las inversiones chinas hacia otros sectores de la nueva economía, se diversifiquen nuestras exportaciones y, sobre todo, se agregue valor y mano de obra. Eso es trabajo para los latinoamericanos y caribeños”, destacó Vázquez. Dijo que también se debe buscar alianzas empresariales con transferencia de tecnología y generar oportunidades de encadenamiento productivo, así como mejorar la conectividad aérea entre regiones.

Vázquez recordó que el 3 de febrero de 2018 se cumplirán 30 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Uruguay. "El mejor homenaje es ser consecuente y seguir adelante en la relación bilateral, así como trabajar para la relación latinoamericana y caribeña con China. Eso no es incompatible, promover la relación bilateral con la pertenencia  y compromiso con la región. Esta cumbre, así como la reunión ministerial Celac-China, son, cada una, instancias convergentes para seguir andando juntos para beneficio de todos”, concluyó el presidente Tabaré Vázquez, en la apertura de la XI Cumbre Empresarial China–LAC 2017.

La cumbre de negocios más importante entre China y América Latina y el Caribe se desarrolla en el Centro de Convenciones de Punta del Este, organizada por el Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y el instituto Uruguay XXI. Reúne a más de 2.500 representantes de empresas de ambas regiones, expertos en cada temática y autoridades, que concretaran más de 1.200 reuniones de negocios.

Relaciones exteriores, Economía, producción y energía

Accesos rápidos