Noticias

Uruguay aúna esfuerzos con ocho países de América para prevenir el ingreso de peste porcina africana

Publicado: 10.03.2020 13:37h.

“América es la única región donde la peste porcina africana no está presente y tenemos que articular cómo prevenir el ingreso de la enfermedad para que no afecte el crecimiento económico y la competitividad”, dijo el director de Servicios Ganaderos, Eduardo Barre, tras la firma del convenio marco de cooperación entre el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur y la Secretaría General de la Comunidad Andina.
Ministro Carlos Uriarte con delegados de organizaciones internacionales
Pie de foto: Ministro Carlos Uriarte con delegados de organizaciones internacionales

“Los temas técnicos están dirigidos a la no propagación de la peste porcina africana y la resistencia antimicrobiana, así como la erradicación de la fiebre aftosa”, informó Barre este martes 10 en la sede ministerial, tras la reunión que encabezó el titular de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, acompañado por el subsecretario, Ignacio Buffa, con representantes de Brasil, Bolivia, Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay (integrantes del Comité Veterinario Permanente del Cono Sur) y Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia (integrantes de la Secretaría General de la Comunidad Andina).

Mencionó al continente americano como única región sin esta enfermedad. Por tanto, “las alianzas para fortalecer los servicios veterinarios oficiales y la cooperación técnica internacional son esenciales para el avance de objetivos nacionales en temas sanitarios, inocuidad alimentaria y salud pública”, remarcó el director de Servicios Ganaderos. En relación con la fiebre aftosa, los países se encuentran libres de este virus, con o sin vacunación, a excepción de Venezuela, expresó.

La Organización Mundial de Sanidad Animal identificó que más del 80 % de las restricciones del comercio pecuario se debe a problemas sanitarios, el 60 % de los patógenos humanos son de origen animal y el 75 % de las enfermedades emergentes son zoonóticas.

“Ya no se discute que la inocuidad de los alimentos, la lucha y prevención de las enfermedades transmisibles a los seres humanos, la participación en la gestión de bienestar animal y el control del uso prudente de antimicrobianos son funciones de los servicios veterinarios en pos de lograr crecimiento económico y la competitividad de los países”, advirtió Barre.

Accesos rápidos