Noticias

Derechos e inclusión

Arismendi resaltó trabajo de organizaciones por un cambio cultural para incluir a personas con discapacidad en centros educativos

Publicado: 06.04.2017

El protocolo de actuación para la inclusión de personas con discapacidad en los centros educativos es producto del trabajo de las organizaciones sociales, dijo la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi. En tal sentido, afirmó: “El cambio cultural e ideológico significa una profunda transformación de las ideas de una sociedad y, por lo tanto, hay que trabajarlo desde todos los ángulos, especialmente a nivel educativo”.
Autoridades en presentación de protocolo para inclusión de personas con discapacidad en clases
Pie de foto: Autoridades en presentación de protocolo para inclusión de personas con discapacidad en clases

Arismendi dijo que la convención sobre derechos de las personas con discapacidad y el decreto del Poder Ejecutivo sobre esa población en los centros educativos son obra del trabajo realizado por organizaciones sociales durante un prolongado período.

También afirmó que, por muchos años, el Estado estuvo ausente y no contempló las necesidades de la sociedad. “Hoy el Estado está presente, pero no para sustituir, sino para hacer lo que dice la Constitución de la República, las leyes, las convenciones y los protocolos que aprobamos, con el objetivo de que tengamos acceso a las herramientas para ejercer nuestros derechos”, señaló.

Agregó que “el cambio cultural e ideológico es consecuencia de una sociedad organizada que hoy trabaja con un Estado presente, pero que debe apropiarse de las herramientas y defenderlas, porque son parte de una realidad que deberá estar incorporada con naturalidad a las ideas y a la visión del mundo que tenemos en forma cotidiana”.

La ministra resaltó el trabajo con la sociedad organizada, el apoyo académico para un plan universal de la adecuación curricular, el diseño de una guía de indicadores de actuación y de buenas prácticas pedagógicas, la accesibilidad en las instalaciones educativas, además del aporte de los equipos técnicos que ayudan a los docentes.   

El protocolo abarca el diseño y desarrollo universal de estrategias de apoyo académico para personas con discapacidad y adecuación curricular, prácticas pedagógicas y didácticas, accesibilidad en instalaciones, mobiliario, material didáctico, herramientas y equipos de trabajo.

Una de las condiciones específicas, expresadas en el ítem 5.1 del artículo 5 del protocolo de actuación, indica que el término personas con discapacidad "incluye a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo, que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad en igualdad de condiciones con los demás".

Decreto

Derechos humanos, Políticas sociales , Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos