Noticias

Prevención y atención de la emergencia

Unos 400 voluntarios de todo el país se capacitan en gestión de riesgos

Publicado: 07.10.2017

“La voluntad de la ciudadanía de participar de acciones de voluntariado es un impulso de solidaridad, valor de la sociedad, que tenemos la obligación de canalizar”, aseguró el prosecretario Juan Andrés Roballo, al participar del Encuentro Nacional de Voluntariado del Sistema Nacional de Emergencias. La primera instancia de capacitación reunió a 200 voluntarios, pero más de 400 se forman en gestión del riesgo en todo el país.
Fernando Traversa, Juan Andrés Roballo y Matías Rodríguez
Pie de foto: Fernando Traversa, Juan Andrés Roballo y Matías Rodríguez

El sábado 7 se realizó la primera jornada de trabajo presencial del Encuentro Nacional de Voluntariado del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), en las instalaciones de la Torre de las Telecomunicaciones. La apertura estuvo a cargo del prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, del director del Sinae, Fernando Traversa, y del director nacional de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Matías Rodríguez, quien además preside el Programa Nacional de Voluntariado de dicho ministerio.

En la jornada participaron unas 200 personas, pero son más de 400 las inscriptas en esta instancia de formación, que es semipresencial. Se trata de personas que expresan su voluntad para aportar a la construcción de una cultura de gestión de riesgos. La convocatoria comenzó a través del Mides, con la inscripción de unos 1.600 voluntarios que presentaron su interés en participar de las propuestas del Sinae, de un total de 4.000 inscriptos en otras áreas.

El curso incluye conocimientos sobre el Sinae, su funcionamiento, las áreas que atiende y todo lo vinculado a gestión de riesgos. Luego se profundiza la formación en dos vertientes. Por un lado, un grupo se volcará a la promoción de la cultura de gestión de riesgos en lo ambiental, en un acuerdo con el Área de Educación Ambiental del Ministerio de Educación y Cultura, con base en la Guía Familiar con la que cuenta el sistema (orientación, alerta temprana).

Por otro lado, se desarrollará una formación de voluntarios “risalientes” en acuerdo con Payasos Medicinales, una organización con amplia experiencia que trabaja en contextos hospitalarios y que en su momento también brindó su apoyo tras el tornado de Dolores. Se procura que estos voluntarios encuentren en el humor una herramienta de resiliencia para afrontar de mejor forma situaciones de particular vulnerabilidad, en un abordaje distinto de la dimensión psicosocial del riesgo o emergencia.

“El país tiene muy buenos estándares, de acuerdo a los parámetros internacionales, en cuanto a la institucionalidad, el financiamiento y la organización del sistema nacional en coordinación con los sistemas departamentales”, aseguró el prosecretario, quien destacó el involucramiento de todas las instituciones públicas ante una situación de emergencia, como inundaciones, incendios, tornados, etcétera. Roballo entiende que con estas acciones de formación de voluntarios “Uruguay está dando un paso cualitativo más”.

“Ahora se agrega un elemento que es muy positivo para una sociedad: el voluntariado. No solo porque genera mejores capacidades al sistema, sino porque lo hace de manera ordenada y apelando a una figura vinculada a valores que se quieren promover en la sociedad”, señaló el jerarca.

Roballo entiende que son muy valiosas las donaciones de las personas y de los privados, pero que esto se trata de la intervención de las personas en situaciones de emergencia, con ayuda concreta en territorio. “La voluntad de la ciudadanía de participar expresa un impulso de solidaridad, de valores en la sociedad, que tenemos la obligación de canalizar”. Aseguró que están dadas las condiciones y que Uruguay cuenta con un marco jurídico adecuado (Ley de Voluntariado). Asimismo, destacó que la mayoría de los participantes son jóvenes, lo que no considera un detalle menor, en tiempos en los que algunos tienen “visiones apocalípticas” de la juventud.

Fernando Traversa, en tanto, recordó que el Sinae participa de estas acciones desde que el Área de Políticas Sociales del Mides convocó a las organizaciones del Estado a ser parte de este Programa de Voluntariado. “El sistema se construye con la participación de todos los organismos del Estado, los departamentos, los municipios y las personas, porque para gestionar los riesgos lo primero que debemos hacer es promover una cultura de gestión”, agregó.  El jerarca confía en que antes de fin de año se pueda contar con un cuerpo de voluntarios que los acompañe, incluso en verano, en la reducción de riesgos en temporada estival. 

Genérica

Accesos rápidos