Noticias

“Traigo un abrazo del Río de la Plata”

Mujica aboga por la patria común americana al llegar a Bolivia para la Cumbre del G77

Publicado: 14.06.2014

“Es un gusto pisar esta tierra por lo que significa históricamente, por lo que nos ha dado”, dijo el Presidente José Mujica apenas descendió del avión en la oriental ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, donde participará en la Cumbre Extraordinaria de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los 77 más China (G77 + China). El mandatario uruguayo hará uso de la palabra en la mañana de este domingo.
El Presidente José Mujica llega a Bolivia
Pie de foto: El Presidente José Mujica llega a Bolivia
El Presidente de Uruguay pisó suelo boliviano a media tarde, momento en que dijo traer un abrazo a la distancia “desde nuestra esquinita en el Río de la Plata”.

“Tenemos una deuda y una causa común con ustedes, pueblo de Bolivia”, sostuvo. “Algún día nuestras banderas podrán ser solo una, porque la patria común de nuestra América, la Patria Grande, está esperando para ser construida”, agregó el mandatario de Uruguay.

Mujica participa desde esta noche en la Cumbre del G77 + China, que reúne a los gobernantes de los 133 países que integran en la actualidad este grupo representativo del Sur en desarrollo y de las llamadas grandes economías emergentes, el mayor bloque existente hoy en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Bajo el título “50 aniversario por un nuevo orden mundial para vivir bien”, los jefes y jefas de Estado y de gobierno convocados a la ciudad más próspera de Bolivia pretenden aprobar una agenda de desarrollo post 2015, que consolide y reimpulse el combate contra la pobreza y la indigencia, la cooperación y la protección del ambiente en el planeta.

Este grupo fue establecido el 15 de junio de 1964 por países en desarrollo, signatarios de la “Declaración Conjunta de los 77 Países”, emitida al final de la primera sesión de la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (Unctad) en Ginebra.

La presidencia del G77 + China, que hoy ejerce Bolivia, rota según una base regional entre África, Asia-Pacífico y América Latina y el Caribe y es por el plazo de un año en todos los capítulos. La Cumbre del Sur es el cuerpo supremo de toma de decisiones.
 
Mujica partió próximo al mediodía de este sábado del Aeropuerto Internacional de Carrasco y la llegada al Estado Plurinacional de Bolivia se concretó horas antes de la inauguración oficial del encuentro, previsto oficialmente para las 19 horas de ese país (una hora de diferencia con Uruguay), en la Fexpocruz, de Santa Cruz de la Sierra.

En la oratoria de inauguración participará el presidente del 68.º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, John Ashe, embajador de Antigua y Barbuda, el secretario general del foro mundial, Ban Ki-moon y el presidente del país anfitrión, Evo Morales.

En el desarrollo de la asamblea de este domingo será el turno para que Mujica exponga la posición de Uruguay en la lucha contra la pobreza y por el desarrollo de los pueblos del Sur del mundo.

El mandatario, cuyo retorno al país está previsto para la noche de este domingo, ha puesto en la agenda internacional en los últimos tiempos los temas de la solidaridad con los pueblos en crisis humanitaria severa, como ocurrió en la última sesión de la Asamblea General de la ONU.

Uno de esos asuntos claves es la posición del gobierno uruguayo a favor de asilar ciudadanos sirios, especialmente niños y niñas, que sufren las nefastas consecuencias de la guerra civil que divide a ese país, así como la oferta a Estados Unidos para recibir a algunos de los hoy detenidos en la base militar de esa potencia en Guantánamo, en la isla de Cuba.

El canciller de Uruguay, Luis Almagro, informó oficialmente que las negociaciones del Gobierno uruguayo para recibir a estos presos de Guantánamo y a niños sirios y a sus familias están avanzadas. Al respecto se ha instalado una comisión encabezada por el director de Derechos Humanos, Javier Miranda.

En 2012, Uruguay remitió a la ONU su posición en contra de la utilización de armas y fuerzas militares contra la sociedad civil, en clara violación de los derechos humanos y, a su vez, instó a las partes en Siria a iniciar un diálogo nacional para resolver el conflicto.

Sin categoría

Accesos rápidos