Noticias

Verdad, justicia, memoria y nunca más

El pueblo uruguayo despidió a Eduardo Bleier, detenido, torturado y asesinado por la dictadura militar de Uruguay

Publicado: 14.10.2019 13:15h.

El presidente Vázquez participó en las honras fúnebres a Eduardo Bleier, cuyos restos fueron hallados a fines de agosto en el Batallón n.º 13 y velados este lunes 14 en el paraninfo de la Universidad de la República. El coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, Felipe Michelini, afirmó: “Nuestra democracia y Estado de derecho no pueden sustentarse en ocultamientos, cultura de la impunidad ni olvido”.
Velatorio público de Eduardo Bleier
Pie de foto: Velatorio público de Eduardo Bleier

“Presidente —dijo Michelini, aludiendo a Tabaré Vázquez—,  el 1.° de marzo de 2005 anunciaba que se iba a excavar en los cuarteles, donde hubiera indicios de existencia de restos, para que estos dejaran de ser cementerios clandestinos”.

“Expresaba textualmente que quería saber ‘qué pasó con tantos ciudadanos, si están o no enterrados allí, y, si están, serán recuperados, identificados y entregados sus restos a los familiares. Si no están, tendremos que saber por qué no están y qué paso con ellos’”, enfatizó el orador, en las honras fúnebres a Eduardo Bleier.

“El cambio de la política sobre las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos en el pasado reciente dio así un giro muy radical”, aseguró.

Michelini informó que las respuestas de clonar compromisos y de búsqueda de los hechos han ido desmontando la impunidad que se ha pretendido imponer y recuperar la memoria para erradicar el olvido, así las victimas “continúan con nosotros”.

“La búsqueda debe ser una causa sagrada y tarea irrenunciable para dejar un legado de dignidad. Ese es el futuro que queremos y debemos construir”, reflexionó.

“Nuestra democracia y Estado de derecho no pueden sustentarse en ocultamientos, cultura de la  impunidad ni olvido. Por eso, es trascendente el trabajo de tantos, especialmente de la Asociación de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos”, mencionó.

Bleier, detenido el 29 de octubre de 1975, cuando tenía 47 años de edad, nació en Batlle y Ordoñez, en el seno de una familia judía, era odontólogo de profesión y tenía cuatro hijos.

Integró el Comité Central del Partido Comunista del Uruguay y fue secretario departamental de esa colectividad política. Estuvo recluido en dos centros clandestinos de detención de la dictadura (1973-1985) en Montevideo, según la investigación oficial de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, actualizada a enero pasado.

Tras años de no conocerse nada de su paradero, finalmente se supo que Bleier murió en el centro clandestino identificado por los represores como “300 Carlos” y por los detenidos como “Infierno grande”, a causa de las múltiples torturas a que fue sometido.

“Continuar con la causa es el más sentido homenaje a Eduardo Bleier. Viva la democracia uruguaya”, afirmó un muy conmocionado Felipe Michelini.

 

Genérica

Accesos rápidos