Noticias

Política que cambia vidas

Sistema de Cuidados impulsa la culminación de estudios de familias de Mercedes, al ofrecer centro nocturno para niños

Publicado: 18.04.2019

El Sistema Nacional de Cuidados abrió en setiembre del año pasado el espacio Luna Lunera, al que concurren 23 niños de entre 0 y 5 años de 18:00 a 22:00 horas cuando sus padres están estudiando. La experiencia asegura tranquilidad a las familias, ya que dejan a sus hijos con personal capacitado en un espacio adecuado al que concurren de forma gratuita.
Cuidados en primera infancia
Pie de foto: Cuidados en primera infancia

El centro Luna Lunera está ubicado en las instalaciones del centro de atención a la primera infancia (CAPI) Vizcaíno, situado en la calle José Enrique Rodó n.º 438 de la ciudad de Mercedes, en Soriano. El equipo de trabajo está integrado por seis personas, entre ellas la coordinadora, tres educadoras formadas en el Centro de Formación y Estudios del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), el auxiliar de servicio y la psicóloga del lugar.

Gabriela Cabrera es educadora en el INAU, también es coordinadora del espacio al que concurren desde la tardecita niños de entre 0 y 5 años. La experiencia se originó a consecuencia de que una trabajadora social comenzó a buscar soluciones de cuidados porque los padres concurrían a clases en el liceo n.º 2 nocturno con sus hijos y los niños estaban en los patios o dentro del espacio de clases, a veces, hasta los 23:00 horas.

El año pasado llegaron a Luna Lunera niños de siete familias, lo que permitió que sus padres no abandonaran el sistema educativo y evitó que los niños pasaran frío en el patio del liceo en los días de invierno. Este año son 23 los niños que concurren al centro, a pesar de que el proyecto cuenta con 20 plazas. De todas formas, no todos los niños concurren al mismo tiempo porque, por ejemplo, sus padres estudian en el Instituto de Formación Docente y asisten a clases de lunes a jueves o no lo deben hacer durante el horario completo en el liceo porque ya cursaron algunas materias. 

Las tres salas de Luna Lunera están divididas por nivel etario. En una sala hay tres bebés de entre 0 y 12 meses, con una educadora y en otra hay siete de hasta 24 meses. Asimismo en la sala de 3, 4 y 5 años se encuentran los demás niños;  en este espacio lúdico recreativo pintan, bailan y escuchan cuentos y música, momentos en los que también aprenden reglas, límites, modales, compañerismo y el compartir con otros.

Lourdes Rosso, madre de mellizos de 4 años, explicó que Luna Lunera le facilita poder continuar con sus estudios. Ha realizado el curso de Administración de Empresas y ahora está culminando el bachillerato. Destacó el cuidado y alimentación que reciben los niños en forma gratuita, lo que consideró una verdadera oportunidad, y agregó que cuando termina el horario en el centro lleva a sus niños a la casa de sus abuelos porque asiste a clases hasta las 23:15 horas.

En tanto, Natalia Godoy, madre de Joaquín y Bruno, sostuvo que su esposo y ella concurrían al liceo con los niños, donde los cuidaban las adscriptas, lo que calificó como “una mano tremenda”, pero que no era parte de sus funciones. Cuando se enteraron de la oportunidad de este centro de cuidados fueron los primeros en inscribirse, porque era una ventaja para la dinámica familiar y les permitía terminar 4.º año de educación secundaria. Evaluó esta experiencia como una tranquilidad y manifestó que sabe que los niños están bien y en un lugar adecuado.

Ley n.º 19353

Sistema Nacional de Cuidados

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos