Noticias

Banco de Leche del Pereira Rossell

Más de 2.200 bebés se alimentaron con leche donada por 528 madres en 2016

Publicado: 01.08.2017

Gracias a madres voluntarias y al trabajo de recolección y procesamiento que realiza el Banco de Leche Humana del Centro Hospitalario Pereira Rossell, más de 2.200 bebés prematuros o con alguna patología recibieron leche materna en 2016. Un total de 528 mujeres suministraron el alimento a niños de instituciones del Sistema de Salud; este año la cifra de donantes ha superado las 420 personas.
Banco de Leche Materna es fundamental para el desarrollo de muchos niños en Uruguay
Pie de foto: Banco de Leche Materna es fundamental para el desarrollo de muchos niños en Uruguay

El Banco de Leche Humana del Centro Hospitalario Pereira Rossell se nutre de una reserva del alimento ideal para el recién nacido a través de madres donantes.

Por un lado, mamás que tienen a sus hijos internados en ese centro recurren a las salas de lactancia del banco para ordeñarse y así darle de beber a su bebé. Otra forma de servicio se concreta a través de las mujeres que, al tener un excedente de producción propia, deciden donarla. En ese último caso, el alimento se puede brindar por vía del centro de recolección del Banco del Pereira Rossell o del Banco de Previsión Social (BPS), ambos en Montevideo.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, la directora del Banco de Leche Ruben Panizza, Lilián Carroscia, informó que esa entidad alimentó en 2016 a 2.200 bebés gracias a 528 madres donantes (externas). Entre enero y julio de este año ya se llegó a las 427 donantes, con una buena reserva del producto. Esto permite proyectar que se cerrará el año con cifras mayores a las del año anterior.

Actualmente, la distribución de leche se divide mitad y mitad: 50 % para niños nacidos en el Pereira Rossell y la otra parte para nacidos en otras instituciones del Sistema Nacional Integrado de Salud, siempre que haya una indicación médica, más allá del peso. Si un bebé llega a término y pesa más de tres kilogramos, pero tiene una patología cardiovascular o una malformación, también se le brinda.

Un grupo de funcionarios del banco se encarga de salir a recolectar la leche, y otro, del tratamiento indispensable para que sea apta para el consumo posterior. Lo primero es la realización de un análisis organoléptico (olor, color, partículas extrañas) y de acidez. Una vez que se selecciona, se pasa al proceso de pasteurización y, por último, se refrigera. Ese producto final es apto para el consumo durante tres meses, a diferencia de la leche original que la madre se extrae en el domicilio, que puede durar hasta seis meses.

El Banco del Pereira Rossell, que funciona desde 2003, suministra leche no solo en Montevideo, sino en otros puntos del país. Si bien no se encarga de realizar el traslado del producto, exige que quien lo haga garantice la cadena de frío para que el producto sea apto para consumir.

El principal requisito para las madres que deseen donar es haber generado un excedente de producción. En ese caso, deben comunicarse con el centro de recolección a través del teléfono 2706 6050, mediante el cual reciben el asesoramiento necesario sobre la forma de guardar la leche, que se ciñe a un protocolo estricto que garantiza su calidad y la de la persona que vaya a recibirlo.

La forma de conservación es, en la actualidad, en envases de vidrio, con tapa plástica de rosca, y no, como se hacía antes, en frascos de urocultivo ni en bolsitas como las que se suelen comprar para almacenar la leche en el hogar.

Salud

Accesos rápidos