Noticias

Derechos humanos

Mides atiende 600 consultas por año vinculadas a derechos y violencia intrafamiliar e institucional sobre personas mayores

Publicado: 15.06.2018

“Por año, llegan al Instituto Nacional de las Personas Mayores (Inmayores) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) entre 500 y 600 consultas relacionadas con derechos, situaciones de violencia intrafamiliar e institucional”, detalló Adriana Rovira en el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez, en el evento realizado este viernes en la Torre Ejecutiva.
Marina Arismendi, Adriana Rovira y Nelson Villarreal
Pie de foto: Marina Arismendi, Adriana Rovira y Nelson Villarreal

Rovira destacó, en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, que en Uruguay hay un 14 % de personas mayores de 65 años, población que tiene acceso en materia de derechos a la seguridad social, al Sistema Nacional Integrado de Salud y al Sistema Nacional de Cuidados. 

Explicó que, como en el resto de la región, el envejecimiento es en su mayoría femenino, lo que tiene relación con pautas culturales en el marco de ciertas enfermedades crónicas que tienen impacto en la pérdida de autonomía.

Rovira afirmó que en el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez es fundamental visibilizar temas de violencia, abuso, maltrato, negligencia y abandono. Enfatizó que anualmente llegan al Instituto Nacional de las Personas Mayores (Inmayores) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) entre 500 y 600 consultas por año relacionadas con situaciones de violencia intrafamiliar, en establecimientos de cuidados y en instituciones.

“Este trabajo implica una restitución a nivel social para ubicar a la persona mayor como un sujeto de derecho que puede decidir y disponer sobre su vida y con sus propios recursos”, apuntó la funcionaria.

Agregó que esta jornada se desarrolla para crear conciencia acerca del abuso y el maltrato a la vejez, situaciones que muchas veces no son visibles y que es necesario trasladar del ámbito privado al público y transformarlas en un acto político en sí mismo, como elemento de reivindicación que se debe introducir en la agenda pública.

También dijo que Uruguay aprobó en 2016 la Convención Interamericana de Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, mediante la ley n.º 19430, que, en el artículo 9, especifica los elementos vinculados con el tema de la violencia, el abuso sexual y patrimonial y el maltrato físico, psicológico, la negligencia y el abandono.

Rovira afirmó que el abuso y el maltrato hacia las personas mayores tienen una mayor visibilidad en la agenda pública como un asunto enmarcado en los derechos humanos. “La ratificación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores por parte de Uruguay obliga al Estado a generar los mecanismos necesarios para promover y garantizar una vida sin ningún tipo de violencia”, señaló.

En tal sentido, informó que se conformó un grupo de trabajo para la construcción de un protocolo de intervención para los casos de violencia hacia las personas mayores, integrado por la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio del Interior e Inmayores, sumado a la sociedad civil, a través de la Asociación de Familiares de Víctimas de Delitos y de la Red Nacional de Personas Mayores.

“El objetivo que se plantea con la elaboración del protocolo es contribuir con el reconocimiento de las especificidades de las personas mayores bajo el enfoque de derechos humanos cuando estas acuden a los dispositivos judiciales y policiales”, enfatizó la entrevistada.

También participaron del evento la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, y el secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Nelson Villarreal.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos