Noticias

Juan Andrés Roballo

Abordajes flexibles e innovadores hacen posible programas como Uruguay Trabaja

Publicado: 05.12.2018

“Es un paradigma diferente de abordaje, no solo formal sino también material y humano, que trasciende al programa”, dijo el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, sobre los 10 años de Uruguay Trabaja presentados en una publicación en la Torre Ejecutiva. Destacó al Monotributo Social Mides o las compras estatales como herramientas flexibles e innovadoras creadas con sentido empático para dar soluciones reales.
Andrea Vignolo y Juan Andrés Roballo
Pie de foto: Andrea Vignolo y Juan Andrés Roballo

Roballo calificó la publicación Programa Uruguay Trabaja 10 años. Una política activa de inclusión educativa y sociolaboral. Avances y desafíos como “un ejemplo de transparencia, participación y rendición de cuentas, valores que no son solo un discurso, sino que se aplican también en el marco de los principios del Gobierno Abierto”.

“El trabajo muestra la potencia reflexiva y analítica cuando se plantean los aprendizajes de las políticas sectoriales y transversales con un enfoque de derechos humanos”, añadió el prosecretario de la Presidencia de la República en la actividad desarrollada este miércoles 5. “Es evidente que no sería posible si no se contara con los sistemas de información que se crearon y se fortalecen constantemente”, apuntó.

Destacó la calidad técnica con diversidad de miradas que muestran la historia y el recorrido organizacional, los sistemas de información y el trabajo de calidad que se desarrolla.

“Uno, cuando ve ahora este trabajo, confirma una coherencia de mirada y de abordaje que me parece que constituye el elemento fundamental de esos programas y del trabajo que se hace en la Dirección Nacional de Economía Social e Integración Laboral (Dinesil) del Ministerio de Desarrollo Social”, añadió.

Otro aspecto señalado es que los programas atienden un aspecto fundamental como es la dignidad de las personas y son herramientas clave para la inclusión social.

Roballo señaló la importancia del programa Monotributo Social Mides, que fue creado para una población específica y tiene como objetivo solucionar problemas, de forma empática, desde la posición de las personas vulneradas, lo cual lo transformó en un camino diferente.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Agencia Uruguaya de Cooperación, Andrea Vignolo, resaltó el enfoque de derechos de la publicación y la importancia de que los fondos de la cooperación internacional llegaran e impactaran en la vida cotidiana de la población objetivo. "Es una preocupación que la cooperación tenga ese enfoque de derechos centrado en las personas", abundó.

Vignolo agradeció los aportes económicos y técnicos al proyecto de parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y del Banco Interamericano de Desarrollo, que ayudaron a alcanzar los objetivos. “Uruguay, por tener una renta por persona de 12.500 dólares a partir de enero de este año, fue catalogado como país desarrollado, lo cual implica que no seamos elegibles para recibir algunos tipos de cooperación”, precisó.

En ese sentido, Vignolo dijo que la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas tiene una mirada mutidimensional, lo cual no coincide con indicadores solamente economicistas. No obstante, agregó que existen nuevas modalidades que implican otros esfuerzos y más creatividad.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos