Noticias

Estrategia en favor de la población

Políticas de salarios, reformas de salud y seguridad social explican caída de indigencia y pobreza, dijo Ana Olivera

Publicado: 12.09.2019 00:00h.

“Un conjunto de políticas como las reformas del sistema de salud y de la seguridad social, la aplicación del Plan de Equidad y el crecimiento sostenido de los sueldos durante 14 años a partir de la existencia de los Consejos de Salarios permitieron que la pobreza pasara de afectar a un 40 % de los uruguayos a un 8 % y la indigencia a solo 0,1 %”, valoró la subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Ana Olivera.
Ana Olivera
Pie de foto: Ana Olivera

La implementación del Sistema Nacional de Cuidados como cuarto pilar de la protección social es una de las tareas medulares que encabezó el Mides en articulación con otros organismos del Estado en los últimos cinco años, resaltó Olivera.

Con respecto al trabajo social realizado en los últimos 15 años, sostuvo que a partir de 2008 se analiza la evidencia del trabajo no remunerado de las mujeres y que, mediante una ley, se reconoce un año de trabajo por hijo. Desde allí comienza el diseño de la política de cuidados, la que antes del comienzo del nuevo gobierno se definió como una acción central con un presupuesto específico, explicó la viceministra a la Secretaría de Comunicación Institucional.

Sistema de Cuidados y atención a la dependencia

Según indicó, actualmente la primera infancia es un eje central de las políticas públicas, con gran crecimiento. Olivera enumeró en más de 500 los centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) que atienden a 60.000 niños, y centros de cuidados con empresas y sindicatos, casas comunitarias de cuidados, Nuestros Niños, centros de Atención a la Primera Infancia (CAPI) o jardines en escuelas de la Administración Nacional de Educación Pública.

Además, en los próximos 24 meses se construirán 59 centros educativos, 44 jardines de infantes y 15 CAIF, tras la firma del primer contrato de participación público-privada. Las obras tendrán lugar en 14 departamentos e insumirán unos 68 millones de dólares. Con estos recursos, se alcanzará la meta de 140 CAIF construidos en la actual gestión de gobierno.

"La inversión en primera infancia pasó de 1.900 millones de pesos a 5.500 millones en cinco años y fue histórica”, valoró Olivera.

A esto se sumó la política de formar asistentes personales para atender la dependencia de forma subsidiada en cuanto a menores de 29 años y mayores de 80 años, rangos etarios que irán variando, como en su momento se hizo con el Sistema Nacional Integrado de Salud, explicó. El Sistema de Cuidados también brinda servicios de teleasistencia a personas con dependencia leve, las que también pueden concurrir a centros de servicios diurnos que se abrieron en muchos departamentos.

“La necesidad del cuidado siempre existió, pero hoy forma parte de las prestaciones que se brindan desde el Estado en conjunto con organizaciones sociales, sindicatos o empresas que nos permiten llegar a todo el territorio. Hay un antes y un después del Sistema de Cuidados”, apuntó.

Política social y trabajo en zonas urbanas y rurales

“Hay una idea equivocada en la población sobre las transferencias monetarias a través de la Tarjeta Uruguay Social del Mides, porque se cree que es lo único que se hace, pero no es así. La transferencia monetaria es ínfima sobre lo que puede significar el acompañamiento que se hace a una familia para que ejerza todos sus derechos”, afirmó Olivera.

Con la Tarjeta Uruguay Social se puede comprar cualquier producto con excepción de tabaco, cigarrillos y bebidas alcohólicas. El monto por un niño en el hogar es de 1.061 pesos, por dos niños 1.610 pesos; por tres menores llega a 2.048 pesos; y por cuatro niños o más es de 2.853 pesos. Cuando el monto es duplicado no excede los 5.700 por cuatro niños o más.

Para seleccionar a la población que recibe esta prestación, el Mides realiza visitas en todo el territorio nacional, a fin de acceder a información sobre la situación de los hogares. En base a esos datos, se asigna a cada hogar un valor del índice de carencias críticas, instrumento elaborado por la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Universidad de la República que mide el grado de vulnerabilidad de un hogar.

La subsecretaria subrayó que otro de los temas de los últimos 15 años en el que se enfatizó en el último quinquenio fue la profundización del trabajo de proximidad con la población a través de Uruguay Crece Contigo, Cercanías, Jóvenes en Red, Ruralidad o el Programa Nacional de Discapacidad, que llegaron a través de la descentralización a un trabajo personalizado y a medida con las familias.

“Y después está el Mides invisible, que llega con propuestas de trabajo y con políticas que se desarrollaron a partir de leyes que ya cumplieron 10 años como las cooperativas sociales, el monotributo social, el apoyo a los emprendimientos o Uruguay Trabaja en las ciudades y también en zonas rurales de Uruguay”, afirmó la entrevistada.

Políticas sociales

Accesos rápidos