Noticias

Mercosur

"Venezuela gozaba de todos los derechos, pero no cumplía con todas sus obligaciones", dijo el Canciller

Publicado: 15.12.2016

Tras informar de lo ocurrido en la reunión de cancilleres del Mercosur en Buenos Aires, el ministro Rodolfo Nin Novoa dijo que la situación de Venezuela en ese ámbito es complicada porque se ha vencido la última prórroga para que complete la incorporación a su legislación de normas del Tratado de Asunción, cosa que no hizo. Venezuela no incorporó la norma que establece la creación de la zona de libre comercio, entre otras.
Canciller Rodolfo Nin Novoa
Pie de foto: Canciller Rodolfo Nin Novoa

“Cuando Venezuela ingresa en el Mercosur de pleno derecho en 2012, el Protocolo de Adhesión establecía en su artículo III que ese país debía, en un plazo flexible de cuatro años, incorporar todo el acervo mercosuriano (normas comunes) instaurado hasta 2012”, indicó Nin Novoa en rueda de prensa este jueves 15, tras participar del décimo aniversario del Instituto Pasteur de Montevideo.

El canciller de Uruguay agregó que esas normas del bloque que habían aprobado los cuatro estados fundadores, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, debían ser incorporadas a su cuerpo legal por Venezuela en un plazo que vencía en agosto.

Ante ese límite, Nin Novoa aclaró que “Venezuela gozaba de todos los derechos, pero no cumplía con todas sus obligaciones”.

“Los tratados tienen derechos y obligaciones”, recalcó.

También repasó que “el 23 de agosto se realizó una convocatoria para analizar la situación de Venezuela y ese país no se presentó”.

Añadió que, “en consecuencia, se solicitó a la Secretaría Técnica del Mercosur (Mercado Común del Sur) que realizara un análisis de la situación de la incorporación de esa normativa por parte de Venezuela” y se concluyó que hasta agosto había incorporado poco más de 900 de las 1.159 normas a las que está obligado ese país.

Entre las más de 200 que le restan, falta una fundamental, que es el Acuerdo de Complementación Económica número 18, que implica la creación de la zona de libre comercio entre los estados parte y de las normas de origen para ello.

“Esto dificulta el desarrollo económico del Mercosur”, enfatizó.

Explicó que, frente a esta situación, Argentina, Brasil y Paraguay “querían suspender a Venezuela inmediatamente, pero Uruguay se negó”.

El espíritu uruguayo “no es sancionatorio, sino de contemplación” y por esta razón se otorgó un plazo hasta diciembre, pero cumplido éste no hubo ninguna norma nueva incorporada”, enfatizó.

Añadió que de este modo se apela “a la Convención de Viena y al propio Tratado del Mercosur, que en el artículo 34 del Protocolo de Olivos establece con claridad que puede haber suspensiones, sanciones, levantamiento de compromisos, etcétera”.

“Este jueves Venezuela viene a Montevideo a tratar su caso en el tribunal arbitral con algunas dificultades, porque no ha nombrado a los suyos que requieren aquiescencia de los demás países”, relató.  

“El Mercosur tiene la disyuntiva de continuar funcionando con los cuatro países fundadores y, en consecuencia, se resolvió continuar el fortalecimiento del bloque con la agenda externa dedicada a los tratados en desarrollo”, señaló.

Sobre lo sucedido el miércoles en la sede de la cancillería de Argentina, el canciller uruguayo opinó que “complica la bilateralidad entre ese país y Venezuela, pues entrar a la fuerza es un acto grave diplomático entre ambos países”.

Acotó que Venezuela “está suspendida y se discute si permanecerá con voz y sin voto o sin voz y sin voto”.

 

Relaciones exteriores

Accesos rápidos