Noticias

Canciller Rodolfo Nin Novoa

Negarse al diálogo es bloquear la posibilidad de cualquier entendimiento sobre Venezuela

Publicado: 07.02.2019 18:41h.

“Nosotros ayudaremos a que la solución sea venezolana, porque la otra alternativa es el caos, la confrontación y, con toda seguridad, puede ser el conflicto armado”, dijo en conferencia de prensa el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa. Bregó por una negociación con plazos y compromisos para su implementación, tal como propuso el Mecanismo de Montevideo.
Rodolfo Nin Novoa
Pie de foto: Rodolfo Nin Novoa

Luego de la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, que se realizó el jueves 7 en la Torre Ejecutiva, el ministro Rodolfo Nin Novoa y la vicepresidenta y alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini, brindaron una conferencia de prensa.

En un proceso de negociación sobre la situación en Venezuela mediante mecanismos democráticos, “se debe decidir si serán libres, si van a poder participar todos aquellos que lo deseen y que la constitución se lo permita”, explicó el canciller uruguayo. “Esas cosas necesitan necesariamente de un diálogo. Por eso, negarse al diálogo lo que hace es bloquear las posibilidades de entendimiento. La intransigencia nunca ha llevado a soluciones acordadas y creíbles. La intransigencia lleva al bloqueo de los caminos de solución”, complementó.

El ministro de Relaciones Exteriores uruguayo aclaró que el diálogo no va a ser eterno, puesto que debe tener resultados y compromisos. Por ejemplo, en el Mecanismo de Montevideo, se establecieron fases sobre el diálogo, los compromisos y la implementación, que son necesarias para llegar a una solución.

“Si no hay diálogo, no hay negociación. Y desde ese punto de vista, el equilibro entre la ayuda y el injerencismo es muy delicado. Por eso, para nosotros, la solución tiene que ser venezolana. Nosotros ayudaremos a que la solución sea venezolana, porque la otra alternativa es el caos, la confrontación y, con toda seguridad, puede ser el conflicto armado”, estableció.

El canciller enfatizó que el problema venezolano se puede arreglar en la medida en que se pueda comenzar a hablar de elecciones. “Nosotros no estamos poniendo plazos, nosotros no estamos poniendo fechas, nosotros no estamos poniendo condiciones. Creo que ese es un tema de los venezolanos. Nosotros queremos cooperar y si los venezolanos resuelven que las elecciones tienen que hacerse, se harán; si los venezolanos resuelven por algún método que no deben hacerse en conjunción con todas las partes de la sociedad venezolana, no se harán. Pero ese es un mecanismo que los venezolanos resolverán por sí y ante sí”, señaló.

Relaciones exteriores

Accesos rápidos