Noticias

Murro, en Parlamento

Reinstalación de Consejos de Salarios en 2005 posibilitó bajar la pobreza y aumentar cantidad de cotizantes al BPS

Publicado: 09.09.2019 17:29h.

Entre 2004 y 2018 se registró un aumento de 500.000 inscriptos en el Banco de Previsión Social (BPS), que equivalen a 60 %, dijo el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, en su exposición de este lunes 9 ante diputados. Destacó que en mayo finalizaron 230 negociaciones laborales, con 47 % de acuerdos tripartitos y 38 % bipartitos, y que desde la reinstalación en 2005 de los Consejos de Salarios la pobreza bajó de 32,5 % a 8,1 %.
Ministro Ernesto Murro
Pie de foto: Ministro Ernesto Murro

Murro desarrolló, ante la Cámara de Representantes reunida en régimen de Comisión General, las acciones del Gobierno nacional para cumplir lo solicitado por la Comisión de Aplicación de Normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Negociación Colectiva y Consejos de Salarios.

En ese marco, ilustró sobre la evolución entre 2004 y 2018 de los puestos cotizantes totales del BPS, que se incrementaron en 500.000, equivalentes a un 60 %. En el caso de las trabajadoras domésticas se duplicó la cantidad, afirmó.

Murro informó, además, que se logró entre 85 % y 90 % de acuerdos entre trabajadores y empresarios en siete rondas consecutivas, incluidos tripartitos y bipartitos, y que solo en un 3 % a 5% fue necesario dirimir la disputa con un decreto ante la falta de acuerdo entre las partes.

Hasta mayo pasado se concluyeron 230 ámbitos en siete rondas, instancias de las que se evidencia que en 108 ámbitos, que representan el 47 %, se logró acuerdo tripartito y en 87, igual a 38 % concluyeron con acuerdo bipartito, entre cámaras empresariales y sindicatos, con la negativa o abstención del Poder Ejecutivo.

Además, en 11 ámbitos, equivalentes a 5 %, se dirimió por votación con el Poder Ejecutivo con sindicatos y similar número por votación con cámaras empresariales. El panorama se completa con ocho, igual a 3,5 %, resueltos por decreto ante la negativa o ausencia de alguna de las partes en negociar, como sucedió con cámaras rurales, y cinco, es decir 2 %,por votación del Poder Ejecutivo con negativa o abstención de las partes.

Respecto al sector público, Murro manifestó que hubo acuerdos generales en Administración Central, en empresas del Estado y en otros sectores. Se concretaron convenios en casi todos los gobiernos departamentales y hubo un primer acuerdo marco general con el Congreso de Intendentes.

Más adelante en su exposición ante los diputados, el ministro de Trabajo y Seguridad Social aseveró que desde la reinstalación de los Consejo de Salarios en 2005 se registraron mejoras en los sueldos reales y en las condiciones de trabajo, se aplicaron beneficios en cuidados y licencias especiales, en cláusulas de prevención de conflictos y en el acceso a lentes, órtesis y prótesis del BPS, que aumentaron de 79.000 a más de 180.000 solicitudes otorgadas en el lapso estudiado.

Las negociaciones colectivas en los Consejos de Salarios generan efectos positivos en el empleo, en la estabilidad laboral y en la canalización de la conflictividad, sostuvo Murro.

Uruguay es el país con mejor protección laboral de América Latina y el Gobierno apuesta al crecimiento económico con justicia social y, en ese esquema, el salario es la principal fuente de ingreso de los hogares, añadió.

Según sintetizó, a partir de la reimplantación de las negociaciones en Uruguay, cayó la desigualdad y disminuyó la pobreza, que pasó de afecta a 32,5 % de la población en 2006 a 8,1 % en 2018.

En otro tramo, el ministro Murro celebró el acuerdo histórico alcanzado en el Poder Judicial con los sindicatos de funcionarios, los jueces, fiscales, defensores de oficio y expertos en informática, con la ley n.º 19787 de garantías de convocatorias, jornales y protección en salud a trabajadores en operadores portuarios en todo el país.

Presentación

Trabajo

Accesos rápidos