Noticias

Habló con Rousseff y Lula

Mujica fue invitado de honor en acto por el 35° aniversario del PT de Brasil

Publicado: 07.02.2015

El Presidente de la República, José Mujica, fue el invitado de honor en el acto por el 35° aniversario del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, celebrado la noche de este viernes en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, en el que compartió el estrado y la oratoria con la Presidenta Dilma Rousseff y el expresidente y líder histórico del partido, Luis Inazio Lula da Silva.
José Mujica, Dilma Rousseff, Lula Da Silva en aniversario del PT de Brasil
Pie de foto: José Mujica, Dilma Rousseff, Lula Da Silva. Foto: PT de Brasil

Junto a ellos estuvieron presentes el gobernador del Estado minero, Fernando Pimentel, el Presidente del PT, Rui Falcao, y decenas de legisladores y gobernantes estaduales del partido.


La intervención del mandatario uruguayo fue recibida por una gran ovación de los cerca de dos mil participantes en el acto, y retransmitida en directo por las redes sociales. La presidenta Rousseff calificó al invitado como un "gran luchador de las ideas libertarias de América Latina".


Mujica hizo una fuerte reivindicación del papel que el PT ha jugado en los profundos cambios sociales ocurridos en el país norteño y la mejora de las condiciones de vida de millones de brasileños, exhortó a cuidar el alma del partido, defendió la política y el papel de los partidos.


Cuando se lucha para repartir los bienes de la sociedad, dijo en otro pasaje, se afectan intereses, y es posible que haya resistencia. Por eso "la lucha por la solidaridad es dura y difícil", pero aseguró su convicción de que "los únicos derrotados son aquellos que abandonan la lucha". 

"Quienes luchamos por los cambios, siempre tenemos la fuerza para levantarnos después de una crisis, porque tenemos coraje político", agregó.


En opinión del Presidente uruguayo es más difícil cambiar la cultura de un país que su economía, y es necesario que todos aquellos que sueñan con un mundo mejor lo comprendan. "Y eso no sólo es posible, sino que es necesario y hasta imprescindible", añadió. 


"Hay que luchar para repartir lo poco que tenemos", afirmó, pero dijo también que ya no basta con luchas por la reivindicación económica, y que "es preciso luchar contra la violencia para que los niños puedan estudiar".


Mujica cerró su intervención dirigiendo un abrazo a los presentes, “compañeros de América Latina”.


Al clausurar la celebración, la presidenta brasileña destacó la fidelidad del PT con los movimientos populares, los sindicatos, los intelectuales, los empresarios progresistas y las iglesias, con quienes lucharon contra la dictadura.


Defendió la prioridad que ha dado a la educación y los ajustes que su Gobierno está realizando para garantizar los avances sociales y económicos.

Relaciones exteriores

Accesos rápidos