Noticias

Mensaje de la Presidencia

Uruguay duplicó la cantidad de países que compran su carne gracias a políticas públicas como la trazabilidad

Publicado: 27.02.2018

El Estado invierte al año 12,5 millones de dólares en el sistema de trazabilidad del rodeo vacuno, una herramienta clave para la apertura de los mercados más rentables del mundo a la producción nacional de carnes. Es una de las herramientas públicas que explican el aumento de mercados a los que acceden nuestros empresarios: se duplicó la cantidad de países que compran carne bovina uruguaya, de 60 en 2005 a más de 120 en 2017.
Caravana del sistema de información ganadera
Pie de foto: Caravana del sistema de información ganadera

Uruguay es el único país del mundo donde la trazabilidad es obligatoria para todo el rodeo vacuno, lo que abrió los mercados más rentables a la producción. Para esto, el Estado invierte por año 12,5 millones de dólares. Además, desde 2003 Uruguay está calificado como país libre de aftosa con vacunación. En 2017, el Estado invirtió 13 millones de dólares para la compra de vacunas que se distribuyen gratuitamente a los productores.

Estas acciones fueron fundamentales para duplicar la cantidad de mercados abiertos a las exportaciones de carne bovina, de unos 60 en 2005 a más de 120 en 2017. El incremento de empresas uruguayas exportadoras también se observa en la venta de soja. Por ejemplo, en 2005, solo 16 empresas estaban habilitadas a exportar este oleaginoso a China, el año pasado fueron 46.

Las acciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y las misiones oficiales encabezadas por el presidente Tabaré Vázquez propiciaron esta apertura, que también incrementó notablemente y de modo casi ininterrumpido las exportaciones, lo que incluye un trabajo intenso para resolver, por ejemplo, habilitaciones sanitarias.

A estas políticas se suman los respaldos estatales y las políticas públicas para preservar el patrimonio de todos los uruguayos. Por ejemplo, la  Dirección General de Desarrollo Rural apoyó con 40 millones de dólares a los productores de menor escala para aumentar la productividad. Se creó un Fondo Agropecuario de Emergencia, que destinó a la fecha cerca de 16 millones de dólares para enfrentar emergencias como sequías e inundaciones.

El impulso al uso responsable y sostenible del suelo es otra prioridad. Para evitar la pérdida de este recurso por erosión, se han puesto en marcha más de 15.000 planes de uso y manejo, es decir, el 88 % de la superficie plantada.

El Gobierno promulgó la Ley de Riego, que permitirá un uso más eficiente de un recurso vital. Se han apoyado proyectos de riego asociativo de más de 750 productores con 3 millones de dólares. Además, 400 productores fueron respaldados por el Ministerio de Ganadería con 2 millones de dólares que acompañaron las inversiones que los privados efectuaron como contrapartida por el mismo monto.

Los productores de frutas, verduras, hortalizas, aves y apicultores hoy cuentan con un seguro subsidiado contra eventos climáticos, que varía según el tamaño de su producción. Actualmente, abarca al 80 % del sector frutícola y 50 % del sector hortícola.

Se creó un sistema integral para la promoción de inversiones, que en este período se utilizó como nunca en la historia. Para el sector agropecuario, desde 2008, fueron promovidos 727 proyectos, unos 1.000 millones de dólares que impactan en la productividad del sector y en su capacidad de posicionarse a primer nivel mundial.

Relaciones exteriores, Economía, producción y energía

Accesos rápidos