Noticias

Marisa Lindner

Aldeas de la Bondad cerró “por no estar de acuerdo” con las observaciones de ASSE y del Ministerio de Salud Pública

Publicado: 29.12.2016

La presidenta del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), Marisa Lindner, indicó que la Fundación Imcos, gestora de dos centros para la atención de personas con discapacidad severa Aldeas de la Bondad, rescindió su contrato “por no estar de acuerdo y no haber llevado adelante las observaciones que están documentadas por actores competentes”, incluidas irregularidades detectadas tras auditorías.
Marisa Lindner
Pie de foto: Marisa Lindner

Lindner dijo en declaraciones a la prensa que “hay un elemento que se está obviando en varios discursos: Hay una rescisión de convenio realizada por la institución por no estar de acuerdo y no haber llevado adelante las observaciones que están documentadas por actores competentes: auditorías de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y situaciones que fueron registradas por las supervisiones realizadas por el Ministerio de Salud Pública (MSP)”, dijo.

Explicó que en el último tiempo el INAU trabajó junto a la fundación y a sus funcionarios en los traslados, “con las autoridades de la fundación y también con los responsables técnicos, con INAU, con el Ministerio de Salud Pública y con ASSE. Se realizaron traslados que tuvieron un resultado doloroso en relación a lo que fue la muerte de cuatro personas”, señaló.

Añadió que 80 % de los atendidos en Salto no eran oriundos de ese departamento.

Sobre los próximos traslados de pacientes, la jerarca informó que los desplazamientos de nueve personas organizados para el 14 de diciembre no se concretaron debido a que primero se informó sobre la situación general del tema a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento.

Posteriormente se elevó al Juzgado de Salto la solicitud de autorización para que el traslado se realizará con las historias clínicas otorgadas por la fundación. “Las nueve personas adultas con discapacidad leve deberían estar pronto en el proyecto que funciona en Canelones”, dijo.

La jerarca enfatizó acerca del trabajo para que se generen las condiciones en el menor tiempo posible para el traslado de las 44 personas que aún permanecen en Aldeas, y se procura una ubicación en el mismo departamento. Aclaró que 80 % de la población que vivía en Aldeas no son oriundas de Salto.

“Queremos que esta historia dolorosa coloque de alguna forma una responsabilidad ciudadana y del conjunto del Estado para que las personas tengan mejores condiciones y alcancen procesos de mayor autonomía y que no se las aloje en lugares ‘de depósito’ donde nadie sabe qué pasa”, añadió.

En paralelo, destacó que se trabaja desde el comienzo de esta administración para que la población adulta pase a depender del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) antes de finalizar el período.

Por su parte, el MIDES precisó en comunicado de prensa que el Ministerio de Salud Pública requirió las necesidades para trasladar a este grupo de pacientes y sus historias clínicas.

"Se cuenta con un documento firmado por una de las médicas de la Aldea de la Bondad donde expresa los cuidados específicos necesarios (enfermería, médicos, sistema de ventilación artificial, cardiodesfibriladores) y expresa textualmente: 'Creemos que los pacientes pueden ser trasladados por vía aérea, si se cumplen con los cuidados referidos y se adjunta la lista de usuarios a ser trasladados'. Esta autorización sumada a la valoración realizada por los técnicos de ASSE y MSP fueron las que permitieron coordinar los traslados", complementó.

"Debido a diferentes irregularidades, en enero de 2015 el INAU rescindió el convenio con la fundación Imcos y desde que asumió el nuevo directorio se estuvo trabajando -durante casi dos años- con mucha responsabilidad y seriedad para que las personas atendidas por la fundación, pudieran ser trasladadas a lugares en los que no se vulneraran sus derechos", resume el comunicado de MIDES.

 

Salud, Políticas sociales

Accesos rápidos