Noticias

Conferencia internacional

Uruguay ratifica su compromiso con los derechos humanos de Personas LGBTI

Publicado: 13.07.2016

"Me enorgullece inaugurar esta IV conferencia mundial en Montevideo, ya que es la primera realizada en la región de América Latina y el Caribe”, aseguró el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, en la apertura de la Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos de las Personas LGBTI (Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales). Ratificó que los derechos humanos son universales y sin excepción.
Ministro Rodolfo Nin Novoa
Pie de foto: Ministro Rodolfo Nin Novoa

Montevideo recibe la Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos de las Personas LGBTI (Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales  e Intersexuales), organizada por Uruguay y Países Bajos, junto al colectivo Ovejas Negras de Uruguay y COC,  del Reino de los Países Bajos. La actividad tiene lugar desde el 12 al 15 de julio en Montevideo.

La apertura del ministro de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, Bert Koenders; y el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa. El secretario de Estado afirmó que esta actividad fue organizada en conjunto como forma de mostrar la significación de las alianzas respecto a las garantías de derechos.

En la apertura, el canciller uruguayo subrayó: "Me enorgullece inaugurar esta IV conferencia mundial en Montevideo, ya que es la primera realizada en la región de América Latina y el Caribe. Estamos reunidos a efectos de ratificar cambios culturales muy caros para nuestros países, recordando la universalidad de los derechos humanos y las libertades fundamentales que son inherentes a toda persona sin excepción".

También destacó la tarea de la sociedad civil para contribuir con la supervisión permanente del cumplimiento de derechos y remarcó que "el logro de este cometido supone el goce pleno de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas, sin discriminación, incluyendo aquella en razón de su orientación sexual, género o aún por sus características sexuales", señaló.

Además expresó: “Nos entristece particularmente y condenamos los crímenes de odio como el recientemente acaecido en la ciudad de Orlando, en Estados Unidos, que son una expresión de las distintas formas de violencia, discriminación y marginación que tantas personas LGBTI sufren en el mundo y que tantas veces pueden pasar desapercibidas en todas nuestras sociedades”.

El canciller consideró necesario visibilizar las necesidades específicas de la población LGBTI con la diversidad propia de cada grupo, para facilitar la plena realización personal de cada individuo.

"Tenemos ante nosotros algunas oportunidades en lo internacional, como la agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en setiembre de 2015, con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 Metas Universales e Indicadores de Medición de Suplementación", dijo.

Agregó que estas metas fueron pensadas desde una perspectiva de derechos para atender prioritariamente a grupos o personas en situación de vulnerabilidad o desigualdad. "Celebramos, por otra parte, el hecho de que en junio el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas haya aprobado el mandato de un experto independiente en materia de protección contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género", precisó.

En el mismo sentido, recordó que Uruguay, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile y México, con el apoyo de muchos otros países del mundo representados en la conferencia, lideraron el esfuerzo diplomático en Ginebra y otras ciudades por la concientización respecto a la necesidad monitorear situaciones concretas de violaciones a los derechos humanos de estos colectivos.

"Recordemos que las particularidades nacionales y regionales, así como los diversos contextos históricos, culturales y religiosos deben tenerse presentes pero no pueden invocarse para escudar violaciones a ciertas garantías y libertades fundamentales o para denegar dichos derechos y libertades", señaló.

Según dijo, se trata de concientizar sobre las obligaciones de los Estados a la hora de promover y proteger los derechos humanos en toda su diversidad: civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y el derecho al desarrollo, así como asegurar libertades fundamentales.

También celebró que existe una amplia coincidencia internacional respecto a la necesidad de condenar y combatir toda forma de violencia y discriminación, cualquiera sea su motivo. "Hoy invitamos a los gobiernos a unirse a la coalición por la igualdad de las personas LGBTI para dar continuidad a los esfuerzos de esta conferencia y otras previas", finalizó Nin Novoa. 

Relaciones exteriores, Derechos humanos

Accesos rápidos