Noticias

Política de Estado

Gobierno realizó 340 talleres con más de 7.000 educadores desde 2016 para prevenir consumo problemático de alcohol

Publicado: 21.11.2019 17:21h.

“Desde 2016 se realizaron 340 talleres con más de 7.000 educadores para prevenir el consumo problemático de alcohol”, informó este jueves 21 el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, en la jornada de formación sobre la materia. Recordó, además, que el presidente Tabaré Vázquez impulsó una política pública al respecto, con medidas educativas, sensibilización y herramientas legales de regulación.
Juan Andrés Roballo
Pie de foto: Juan Andrés Roballo

“Uruguay optó por el camino de la regulación con una política pública de impacto”, señaló Roballo en la actividad desarrollada en el teatro El Galpón, en la que también participaron la subsecretaria de Educación y Cultura, Edith Moraes, el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Nelson Loustanau, y las directoras generales Irupé Buzzetti, de Educación Primaria, y Ana Olivera, de Secundaria, entre otras autoridades.

Roballo, en su calidad de presidente de la JND, recordó que Vázquez impulsó una política pública sobre el consumo problemático de alcohol y citó un ámbito con representantes parlamentarios, de la educación y la sociedad civil organizada.

En referencia a la educación, puntualizó que desde 2016 se realizaron 340 talleres con más de 7.000 educadores para que los niños y adolescentes abordaran la temática. Valoró que “un 50 % de ellos ha incorporado esta técnicas al trabajo cotidiano en las aulas en una perspectiva de prevención”.

Detalló, además, que el Gobierno realizó acciones de iniciativas legislativas y administrativas y que definió un día cada octubre para sintetizar el trabajo efectuado durante el año en materia de prevención en el uso de alcohol, particularmente en contra de la iniciación temprana. Resaltó que “el sistema educativo tiene un rol fundamental en la prevención del uso de bebidas alcohólicas” y repasó que en los últimos años se desarrollaron medidas de educación, sensibilización y herramientas legales de regulación.

Por su parte, Buzzetti dijo que por cinco años se hizo “una campaña positiva, informando que no pueden tomar alcohol los menores de edad, mujeres embarazadas y personas que conducen vehículos”. “No se trata de prohibir, sino de informar sobre las consecuencias del uso abusivo de las bebidas alcohólicas”, sentenció. Destacó luego la importancia de hablar sobre el tema con las familias,así como el valor de los talleres para trabajar con los alumnos sobre ciudadanía, salud y cambios de hábitos, ya que ellos son los primeros en transmitir en su casa la concientización sobre el cigarrillo o el uso abusivo de alcohol.

Al concluir, consideró que esas campañas sobre el uso abusivo de bebidas alcohólicas no pueden ser una moda, sino que deben ser sustentables, y que hay maestros y profesores de educación física que creen que esto debe continuar como una política de Estado.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos