Noticias

Aniversario del Instituto Pasteur

Vázquez exaltó la figura de Dighiero por ser quien en Uruguay “le puso el alma a la ciencia”

Publicado: 15.12.2016

El Presidente de la República, Tabaré Vázquez, hizo un reconocimiento especial a Guillermo Dighiero como primer director del Instituto Pasteur de Montevideo en el marco de la celebración por los 10 años de su instalación. El mandatario destacó la capacidad como médico y científico del ahora embajador del país en Francia, fundamentalmente por ser una persona que “le puso alma a la ciencia”, dotándola de calidad humana.
El Presidente Tabaré Vázquez reconoció labor de Guillermo Dighiero como primer director del Instituto Pasteur de Montevideo
Pie de foto: El Presidente Tabaré Vázquez reconoció labor de Guillermo Dighiero como primer director del Instituto Pasteur de Montevideo

En el acto de conmemoración del décimo aniversario del Instituto Pasteur de Montevideo, Vázquez se sumó al homenaje que se realizó a Dighiero en su calidad de primer director de este centro internacional de investigación biomédica y de entrenamiento para investigadores.

Vázquez señaló que es posible lograr en la persona de Dighiero “ponerle el alma a este acto”, tras destacar su capacidad como médico y fundamentalmente su calidad humana, “anteponiendo la persona al protocolo”.

Dighiero se caracterizó por ser un médico de cabecera y un científico profundo, conjugando la habilidad de hacer coincidir en su actitud al “científico que investiga con el clínico que recoge en el mismo momento el conocimiento y lo aplica con una solvencia científica profunda”, apuntó.

El mandatario uruguayo también dijo que es un “estupendo administrador, además de soñador, cuya prueba es el Instituto Pasteur, “soñado y pensado por Dighiero”.

En su alocución, Vázquez tampoco se olvidó de la faceta política del destacado científico alma mater de la instalación en el país de este centro que es parte de la red internacional del Instituto Pasteur de París. Actualmente “representa magníficamente a Uruguay en Francia como embajador, con un reconocimiento diplomático de primer nivel”.

“Todas estas facetas se conjugan para reflexionar sobre el alma de este acto”, concluyó Vázquez, quien se remontó a 500 años atrás recordando al médico francés François Rabelais, quien decía que “la ciencia sin conciencia es la ruina del alma”.

Dighiero “le puso conciencia a la ciencia en Uruguay, porque la conciencia detrás de la ciencia es la que hace que realmente sea útil para la humanidad y él puso en Uruguay el alma a la ciencia”, reflexionó.

Una vez culminado el acto, se descubrió una placa que denomina el salón de actos del Instituto Pasteur con el nombre de Guillermo Dighiero y se le obsequió una serie de escultura en tiza del artista plástico nacional Sebastián Peter realizada especialmente para él.

Salud, Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos