Noticias

Polo Agrícola

Economía ahorró nueve millones de pesos en tres años por comprar productos hortícolas del Instituto de Rehabilitación

Publicado: 12.03.2018

El Polo Agrícola del Instituto Nacional de Rehabilitación permitió ahorrar más de nueve millones de pesos en la compra de boniatos, cebollas, zanahorias, zapallos y papas por parte de la Unidad Centralizadora de Adquisiciones del Ministerio de Economía. El desafío del instituto es expandir a otras unidades penitenciarias del país tanto la producción vinculada hortícola como la cría de ovinos y suinos.
Polo Agrícola penitenciario en plena producción
Pie de foto: Polo Agrícola penitenciario en plena producción

El Ministerio del Interior creó el Polo Agrícola del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) en 2015, conformado por la Unidad n.º 2 (chacra anexa al penal de Libertad) y la chacra de Canelones, cuya misión es encargarse del suministro de boniato, cebolla, zanahoria, zapallo y papa a todas las unidades penitenciarias del país, puntualiza el informe oficial.

En ese sentido, añade que entre el 3 de agosto 2015 y el 19 de febrero de 2018 se cosecharon 152.226 kilograms de boniatos, 4.700 de cebollas, 140.163 de zanahorias, 65.025 de zapallos y 65.393 de papas.

Además de fomentar los emprendimientos productivos asociados al uso de la tierra por su rol terapéutico, el INR experimentó un ahorro en las compras institucionales que alcanza a más de 9,2 millones de pesos uruguayos por parte de la Unidad Centralizadora de Adquisiciones (UCA) del Ministerio de Economía y Finanzas, en el período comprendido entre agosto 2015 y el 19 de febrero de este año.

Para este año se profundizará la producción y se espera cosechar 60.000 kilogramos de boniato en los meses de abril y mayo.  En lo que respecta a la papa, ya fue sembrada en dos oportunidades y se espera una cosecha en los meses abril-mayo y junio-julio, con un estimado de 15.000 kilogramos en cada período. También se ha planificado la siembra de boniato en el mes de junio y de papa en la primavera.

Además, la propuesta de la actual dirección del instituto es expandir a otras unidades penitenciarias del país la producción vinculada a la tierra, no solo la hortícola sino en la cría de animales. La cría de ovinos y suinos es otro rubro de inversión que se está evaluando según las característica de cada unidad.

En ese sentido, agrega que la producción lechera en el Centro n.º 2 y la Unidad n.º 16 de Paysandú cuenta con una producción sistemática y de calidad en sus tambos, que les permite comercializarla, mientras que unidades como la n.º 14 de Colonia lo hacen para consumo interno, incluyendo producción de quesos.

Economía, producción y energía

Accesos rápidos