Noticias

Preparación en oficios

Instituto de Inclusión Adolescente e Intendencia de Montevideo acuerdan capacitación de jóvenes

Publicado: 22.03.2017

El Instituto de Inclusión Adolescente y la Intendencia de Montevideo, representados por Gabriela Fulco y Daniel Martínez, respectivamente, firmaron un acuerdo que permite que 25 jóvenes realicen cursos de capacitación en los Centros de Desarrollo Económico Local (Cedel) de Carrasco y Casavalle. Fulco dijo que aproximadamente 150 jóvenes transitan por programas de inserción laboral y educativa.
Gabriela Fulco y Daniel Martínez firman convenio
Pie de foto: Gabriela Fulco y Daniel Martínez firman convenio

Fulco afirmó que el convenio firmado el miércoles 22 por ambas instituciones permite que 25 adolescentes en rehabilitación en el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) participen en talleres que los prepararán para la vida laboral en los centros Cedel de la Intendencia de Montevideo.

La directora precisó que el Inisa procura el objetivo de incluir a los jóvenes en la sociedad. En tal sentido, durante el proceso de privación de libertad se aplican medidas socioeducativas facilitadas por convenios firmados en el área cultural, educativa, deportiva y recreativa.

La funcionaria explicó que la participación en cursos les permite a los jóvenes la oportunidad de compartir instancias con otras personas que pueden constituirse en un nuevo modelo referente adulto positivo para sus vidas. Además recordó que estos jóvenes llegan a la privación de libertad por haber cometido delitos que perjudicaron a otras personas tras pasar por situaciones de violencia familiar y social.

Según precisó, el Inisa tiene actualmente menos de 600 jóvenes privados de libertad y está en proceso de cumplir un plan de trabajo donde uno de los ejes principales es la educación formal y el desarrollo de programas de salud mental.

Con este convenio, Inisa abrió 25 plazas de inserción para el trabajo, lo que Fulco calificó como una oportunidad para fomentar vocaciones y disminuir la posibilidad de reincidencia a fin de permitir a estos jóvenes el acceso a herramientas para mejorar su vida.

La directora también afirmó que entre 100 y 150 jóvenes que recibieron servicios del Inisa transitan por iniciativas generadas por distintos convenios. "Tienen que pasar por distintas instancias internas para aplicar y estar en una lista a través de la cual se los pueda incorporar en un convenio, previo el permiso judicial", dijo. Agregó que también hay un trabajo previo con los jóvenes, que se efectúa según el nivel de seguridad en el que se encuentre, porque demanda un tiempo determinado cumplir con medidas externas al centro.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos