Noticias

Reinserción social

Jóvenes en conflicto con la ley realizarán prácticas laborales y actividades comunitarias en la Intendencia de Montevideo

Publicado: 04.06.2018

Los jóvenes mayores de 15 años en conflicto con la ley contarán con becas educativas laborales en la Intendencia de Montevideo, gracias al acuerdo entre el gobierno departamental y el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Otro convenio permitirá que jóvenes de entre 13 y 18 años puedan realizar tareas comunitarias, reparatorias del daño realizado a la sociedad.
Álvaro Viviano, Gabriela Fulco y Daniel Martínez
Pie de foto: Álvaro Viviano, Gabriela Fulco y Daniel Martínez

Uno de los convenios firmados permitirá que jóvenes mayores de 15 años realicen prácticas educativas laborales. La Intendencia de Montevideo otorgará 20 plazas en el marco de lo dispuesto por la ley n.º 19133 de Fomento del Empleo Juvenil. El contrato será por año e incluye salario, licencia y todos los derechos, de acuerdo con la normativa vigente.

En los casos de becas laborales, los jóvenes podrán usufructuar este beneficio durante 18 meses. Serán destinados a sus distintos lugares en base a los informes conjuntos que elaborarán los programas de inserción psicosocial y comunitaria de ambas instituciones.

La presidenta del Inisa, Gabriela Fulco, afirmó que la reinserción laboral es fundamental, porque la educación es el eje de las medidas socioeducativas impuestas por el Código de la Niñez y la Adolescencia, alrededor de las cuales se desarrolla otro tipo de actividades, como la preparación para el mundo del trabajo.

“Entre los 16 y los 18 años el interés de los jóvenes que están en el Inisa es básicamente explorar distintas opciones que tienen relación con lo laboral y que también sirvan para descubrir vocaciones y empezar a tomar algunas herramientas que les permitan seguir preparándose en ello posteriormente”, apuntó. Actualmente, el 100 % de los jóvenes del Inisa estudia, lo que se complementa con la educación formal que brinda la institución, recordó.

Trabajos comunitarios de acuerdo a la suspensión condicional del proceso

El otro convenio establece que los jóvenes de entre 13 y 18 años tendrán la oportunidad de realizar, en la Intendencia de Montevideo, trabajos en beneficio de la comunidad, de acuerdo con el artículo 383 del Código del Proceso Penal (CPP), que expresa que “la suspensión condicional del proceso a cambio de condiciones u obligaciones (…) procederá cuando no exista interés público en la persecución y cuando la gravedad de la culpabilidad no se oponga a ello”.

Fulco explicó que, simbólicamente, es muy importante que los jóvenes puedan tomar contacto con distintas tareas relacionadas con ayudar a otros integrantes de la sociedad. En tal sentido, mencionó, por ejemplo, que jóvenes del Inisa están trabajando en el Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), empaquetando ayudas técnicas y prótesis que tienen como destino población vulnerable.

Actualmente, hay en el Inisa unos 350 jóvenes. La jerarca precisó que la labor realizada por el Gobierno desde 2015 ayudó a bajar la reincidencia de aquellos que ya estuvieron en el sistema y que es necesario seguir trabajando en la prevención primaria del delito para que no afecte a niños y jóvenes.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos