Noticias

Ahorro y buen uso

Tres centros educativos públicos recibieron el Premio Nacional de Eficiencia Energética 2019

Publicado: 17.10.2019 02:04h.

Una escuela rural de Cerro Largo, una urbana de Minas y un liceo de Colonia, además de la Intendencia de Montevideo y varias firmas del sector privado fueron galardonados con el Premio Nacional de Eficiencia Energética 2019, un reconocimiento a las instituciones, organismos y empresas por su esfuerzo y logros alcanzados en relación al ahorro y uso de la electricidad en diferentes sectores de actividad.
Grupo premiado por la eficiencia en el uso de energía
Pie de foto: Grupo premiado por la eficiencia en el uso de energía

El Premio Nacional de Eficiencia Energética, una iniciativa del Ministerio de Industria, Energía y Minería, se otorga desde hace más de 10 años para visibilizar el compromiso institucional y promover la inversión en el desarrollo de nuevos proyectos. Cada año se otorga en las categorías de Industria, Comercial y servicios, Sector público, Edificaciones, Turismo y Educación, a los cuales este año se sumó Transporte.

El acto de entrega de los galardones de esta edición se realizó el miércoles 16 en el Club Uruguay, en Montevideo, con la participación de la ministra interina de Industrial Energía y Minería, Olga Otegui, los presidentes Gonzalo Casaravilla, de UTE, y Marta Jara, de Ancap, y otras autoridades.

Algunos de los reconocimientos de este año fueron para Bodega Garzón, en Turismo, Cutcsa, en Comercial y Servicios, y el Frigorífico Pando, en Industria, “un caso emblemático, porque, además de en la eficiencia energética, trabaja en la valorización de residuos”, destacó Otegui.

“Es interesante conocer el caso del Frigorífico Pando por todo el esfuerzo y la forma en que tratan de realizar una producción sostenible, mirando aspectos de eficiencia, ambiente, utilización de residuos y economía circular”, apuntó.

En el caso del sector Educación, lo que se hizo fue darle continuidad al proyecto Túnicas en Red, que desarrolla UTE en las escuelas y que el ministerio extiende a los liceos. “Ellos presentan el proyecto y luego intentamos ayudarlos para que lo puedan implementar”, explicó.

Este año, el premio fue para una escuela rural de Cerro Largo, para una urbana de Minas y para un liceo de Colonia. Entre los organismos públicos, se reconoció a la Intendencia de Montevideo, a través del cambio de luminarias del teatro Solís, entre otros. Además, se otorgaron varias menciones especiales.

“Intentamos hacer visibles esos esfuerzos que se realizan en diferentes sectores. Es un reconocimiento simbólico, pero para todos ellos es muy importante, y los años lo demuestran”, indicó Otegui, en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional.

Otegui destacó el nivel del jurado que realiza la selección, que trabaja desde hace tiempo, proveniente de distintos sectores, como la academia y las cámaras de Comercio e Industria, y son los encargados de evaluar las características de cada proyecto, atendiendo algunos aspectos, como, por ejemplo, que se trate de una iniciativa nueva e innovadora. Además, analizan cuánto se reduce con ese uso eficiente, qué impacto tiene y qué tipo de tecnología utilizan, entre otros puntos.

En el caso de los centros educativos, UTE decidió entregarles paneles fotovoltaicos, que se suman al premio como reconocimiento.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos