Noticias

Mercado interno

Cada uruguayo consumió en promedio este año 99,2 kilogramos de carne, poco más que en 2015

Publicado: 21.12.2016

El consumo de carne por persona en Uruguay llegó este año al promedio de 99,2 kilogramos por persona, lo cual equivale a un pequeño aumento respecto de 2015, cuando fue de 98,7 kilogramos, informó el titular del INAC, Federico Stanham. Detalló que aumentó la venta de carne, productos cárnicos vacunos y porcinos y mermó la de ovinos y aviares, sector con el que se trabaja para controlar el comercio ilegal.
Carne nacional para Uruguay y el mundo
Pie de foto: Carne nacional para Uruguay y el mundo

“El comportamiento ha estado muy estable”, indicó Stahnam en la conferencia de prensa convocada para anunciar el balance de año del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Agregó que, en promedio, los uruguayos consumieron este año más carne bovina, con una media por persona de 58,2 kilogramos frente a 57,6 en 2015 y más productos porcinos, cuyo consumo se incrementó de 16,9 a 17,2 kilogramos en la misma comparación.

Las estimaciones del INAC, informadas ante medios periodísticos el lunes 20, determinan además que habrá un leve descenso al finalizar el año en el consumo por persona de la carne de ave, de 20,4 a 20 kilogramos, y de producción ovina, de 3,8 a 3,7.

“Al clásico aumento año a año de importación de carne de cerdo se sumó el incremento de la adquisición de carne bovina. Estas importaciones fueron las que mantuvieron el consumo ya que la faena presentó bajas en el volumen”, consideró.  

Stanham comentó que la información que sistematiza el INAC para la carne vacuna se incluye la que se comercializa en comercio minorista, a nivel de industria, la que se importa, que alcanzara 4.321 toneladas este año, y la faena predial.

“El total del consumo estimado es de 180.000 toneladas”, detalló.

En el caso de la carne aviar, aclaró que los 20 kilogramos por persona estimados por el INAC se diferencian de lo estimado por el sector avícola, “que entiende que es bastante más alto y tiene razón”. “El sector avícola permanentemente reclama que hay una alta evasión. En eso estamos trabajando junto a la Cámara de Empresas de Faena, buscando encontrar dónde se dan las fugas para controlarlas. Seguramente, el consumo de carne aviar pegará un saltito cuando la podamos identificar”, abundó.

Industria y Turismo

Accesos rápidos