Noticias

Transparencia en adjudicación de predios

Colonización otorgó tierras a más de 100 familias en Bella Unión desde 2005

Publicado: 21.04.2017

“La ley de colonización define que el acceso a la tierra se realiza a través de llamados abiertos y de acuerdos con organizaciones sociales. Es esencia del Instituto de Colonización respetar la legalidad”, dijo su titular, Jacqueline Gómez, al explicar las adjudicaciones en Bella Unión, en Artigas, donde funcionan 24 emprendimientos colectivos que abarcan a unas 100 familias y se invirtieron 20 millones de dólares desde 2005.
Beneficiarias del Instituto Nacional de Colonización
Pie de foto: Beneficiarias del Instituto Nacional de Colonización

Gómez expresó ante la Comisión de Ganadería del Parlamento que el Instituto Nacional de Colonización gestiona 75.000 hectáreas en el departamento de Artigas y que en Bella Unión, en particular, hay 24 emprendimientos colectivos. Agregó que 21 de ellos se adjudicaron a partir de 2005 en acuerdo con organizaciones sociales de la zona, como la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UUTAA) y productores granjeros de esa ciudad limítrofe con Brasil.

“En acuerdo con ALUR tenemos más de cien familias que están vinculadas al proyecto sucroalcoholero. Además, están los proyectos vinculados a la caña de azúcar. Existe un conjunto de familias con características bastante particulares y con situaciones socioeconómicas difíciles. Por lo tanto, el Instituto Nacional de Colonización tiene una intervención clara en los sectores más vulnerables de la zona de Bella Unión. Los colonos, que hoy son adjudicatarios de tierra, son testigos de esto y pueden dar su testimonio”, acotó.

De las 75.000 hectáreas de que se dispone en el departamento, de 2010 a 2015 se adjudicaron 12.000, y desde 2005 a 2015 se compraron 4.500 en la zona de Bella Unión, lo que representa una inversión de 20 millones de dólares. Muchas de esas 4.500 hectáreas fueron trabajadas por emprendimientos colectivos, más de 2.000 hectáreas corresponden a acuerdos con la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas.

“Si hay algo que es esencia en el Instituto Nacional de Colonización es respetar la legalidad”, insistió la jerarca, quien expresó que la tierra es un recurso con un alto valor en un país y que genera un efecto importante en el desarrollo de la sociedad rural.

“La verdad es que la tierra es uno de los recursos que da poder. Por lo tanto, poder manejar y resolver a quién y cómo se asigna es algo que hay que cuidar y transparentar. Por eso, insistimos en el cuidado de la legalidad de los procedimientos, en la transparencia a la hora de realizarlos y en contar con las mejores condiciones para brindar toda la información necesaria sobre todas las acciones que desarrollamos”, destacó.

“En cuanto a la ocupación de la tierra, como es sabido, no es legal en ningún lugar del país, ni rural ni urbana, y no es una forma de acceso a ella. La ley de colonización, que ha sido protegida por este y por anteriores directorios, define la forma de acceso a la tierra: a través de llamados abiertos y de acuerdos con organizaciones sociales”, remarcó la titular de Colonización, Jacqueline Gómez.

Genérica

Accesos rápidos