Noticias

Experiencia en Atlántida

Enseñanza Primaria garantiza acceso a playas a niños con discapacidad, participantes de propuestas de verano

Publicado: 27.01.2020 17:51h.

Una de las bajadas a la playa en la localidad canaria de Atlántida está diseñada para atender a niños con discapacidades, participantes del programa Verano Educativo de Primaria. Cuenta con una rampa de acceso y sillas anfibias para desplazar por la arena y el agua a los escolares con dificultades motrices, que luego son invitados a almorzar en el campamento del organismo ubicado en el vecino Parque del Plata.
Silla anfibia en Atlántida, Canelones
Pie de foto: Silla anfibia en Atlántida, Canelones

La experiencia no es la única, pero es uno de los lugares más elegidos para que los alumnos que participan de la propuesta de Verano Educativo del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) asistan, en especial si se trata de escolares con alguna discapacidad motriz. Desde hace tres años se concurre con distintas escuelas los martes y jueves.

La bajada, ubicada en la playa Mansa y conocida popularmente como “la del árbol de Judea”, dispone de los recursos necesarios para garantizar la accesibilidad del público en general, con una extensa rampa de acceso, construida con el financiamiento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto e inaugurada en 2016, y sillas anfibias especialmente fabricadas para trasladar a personas con dificultades motrices por la arena e ingresarlas al agua.

El consejero de Primaria Pablo Caggiani acompañó el jueves 23 a los niños con gorros y bolsos azules del programa Verano Educativo, quienes bajaron a la playa para disfrutar de una mañana de juegos en la arena y el agua. Para muchos de ellos es la primera vez que concurren a la costa rioplatense.

Una vez que finalizan la jornada, los escolares comparten un almuerzo y otras actividades en el campamento escuela n.° 304, Prof. Salvador Mauad, situado en Parque del Plata.

Caggiani explicó que desde el inicio el objetivo era que niños con una discapacidad o dificultad de movilidad accedieran a la playa y participaran en las distintas actividades. Aseguró que es una satisfacción ver a los niños conviviendo en esa experiencia.

Las familias están agradecidas por la ayuda que supone este tipo de servicios, ya que suele ser complejo para ellas planificar una jornada de playa con un niño que tiene dificultades para desplazarse, y más si no tienen vehículo propio, como sucede en la mayoría de los casos, señaló el entrevistado.

Para el consejero, “esto es la política pública nacional y departamental articulada para garantizarle un derecho a los gurises (niños) con discapacidad”.

Silla anfibia

El coordinador de Deportes de la Intendencia de Canelones, Fernando Trujillo, explicó que las sillas anfibias son parte del programa Mar al Alcance, del Gobierno departamental. Fabricadas en los talleres de la comuna con materiales resistentes al agua, la arena y el sol, permiten al usuario tomar un baño de forma segura.

Es una silla liviana con varios componentes de seguridad: una zona de apoyo para la persona que toma el baño de playa, una pechera que la asegura al respaldo y dos torpedos que habilitan la flotación cuando se ingresa a profundidad.

La silla es manejada por dos personas, una detrás que cuida el apoyo y otra delante que, equidistante de la primera, se encarga del manejo. Este servicio está disponible de miércoles a domingo en siete bajadas accesibles en la costa de Canelones y pueden utilizarla quienes necesiten este tipo de asistencia.

 

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos