Noticias

Educación inicial

Estudio de Facultad de Psicología ratifica importancia de escolarización temprana para detectar dificultades de aprendizaje

Publicado: 20.07.2018

El Inventario de Desarrollo Infantil (INDI) demuestra que cuando un niño de cuatro años padece dificultades motrices, cognitivas y en cuanto a disposición de aprendizajes requiere de un apoyo específico para desarrollar su trayectoria educativa. La titular de Primaria, Irupé Buzzetti, dijo que la escolarización temprana es fundamental y que los resultados del acompañamiento inciden en todos los niveles.
Escolares de nivel inicial
Pie de foto: Escolares de nivel inicial

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, la directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti, informó que cuenta con los primeros resultados del Inventario de Desarrollo Infantil (INDI) elaborado por la Facultad de Psicología y vinculado con educación inicial, en el que se trabajan varios dominios, como el cognitivo, el motor y la disposición del niño para los aprendizajes.

Los últimos indicadores confirman que los niños de cuatro años con dificultades en los referidos dominios necesitan un apoyo específico. “De esta manera, podemos adelantar el apoyo específico en los niveles 4 y 5 años de inicial, para que el niño llegue a primero con un recorrido de trayectoria protegida”, sostuvo Buzzetti.

La jerarca dijo que este tipo de estudios ratifica que, cuanto antes los padres envíen a sus hijos a la educación formal, mejores serán los logros del aprendizaje. “Muchos de los materiales que se utilizan, por ejemplo en matemática o en lengua, apoyan los aprendizajes. Ahora estamos en la introducción de juegos con Ceibal, para que los niños piensen en matemática sin pensar que es difícil”, argumentó.

Buzzetti analizó la relación entre ausentismo escolar y aprendizaje. Informó que en esta etapa del año las inasistencias son mayores que en igual período de 2017. “En junio de 2017 un 15 % de niños no asistía en forma regular. A junio de 2018 la cifra ronda el 18 %. Una de las causales puede ser que este es un invierno más riguroso, pero los papás deben comprender que a la escuela se va todos los días”, afirmó.

Actualmente, con la plataforma Gestión Unificada de Recursos Informáticos (GURI), es posible saber que hay niños que finalizan el ciclo escolar con 200 faltas, prácticamente un año lectivo. “Si es un niño con muy buen desarrollo cognitivo, posiblemente no sienta tanto la ausencia de saberes o lo compense en su casa, pero los niños pierden continuidad. La educación es frecuentación, es secuencia”, insistió la jerarca.

En este sentido, dijo que los padres deben comprender que en educación inicial no se puede faltar a clase para ir a la casa de un familiar. “Hay que concurrir como en el resto de los años escolares. Es bueno que insistamos, porque el que empieza a faltar a la escuela luego entiende que este es el camino de la vida. A la escuela es al primer lugar al que uno asiste solo. Es un lugar en el que se debe pasar bien, aprender con alegría y buenas propuestas, pero al que hay que concurrir. Quien no viene no aprende”, concluyó.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos