Noticias

Acceso a la educación

ANEP reconoció a la primera generación de egresados del ciclo básico para adultos con vulnerabilidades

Publicado: 23.11.2018

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) reconoció a 59 estudiantes de la primera generación de egresados de los grupos de ciclo básico de educación media para personas adultas con vulnerabilidades. Esta propuesta educativa se desarrolla en la modalidad conocida como Rumbo Articulación en el marco del Programa Uruguay Estudia (PUE), gestionado con el Consejo de Educación Técnico Profesional.
Estudiantes de la primera generación de egresados con su reconocimiento
Pie de foto: Estudiantes de la primera generación de egresados con su reconocimiento

Esta modalidad educativa es promovida por la Dirección Sectorial de Educación de Jóvenes y Adultos del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). Está dirigida a personas con vulnerabilidades particulares, entre ellas, sordas o con hipoacusias y transgénero, que viven en las zonas de los barrios Casavalle, Piedras Blancas y Manga.

La ceremonia fue presenciada por familiares y amigos en la sede del Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores (IPES) Prof. Juan E. Pivel Devoto. Durante la entrega, la consejera Laura Motta relató que al pensar soluciones para algunos grupos de población que quería terminar el ciclo básico, en el año 2005, se encontró una situación poco percibida. “Si no estaban en un centro educativo, no existían, y esto era muy grave”.

En este contexto, Motta destacó la creación de programas tendientes a alcanzar la inclusión y el aporte de la Dirección Sectorial de Educación de Jóvenes y Adultos. Dijo que si se trabaja en conjunto, se pueden sortear todos los escollos. “Tenemos que construir una propuesta flexible de bachillerato y ustedes la tienen que pedir. Tenemos que personalizar la igualdad”, señaló la consejera dirigiéndose a los estudiantes.

La directora de Educación de Jóvenes y Adultos, Estela Alem, aseguró que este tipo de iniciativas impulsó el cumplimiento de derechos de grupos invisibilizados. La directora del Programa de Educación Básica de la UTU, Anabel Acosta, destacó el esfuerzo interinstitucional para alcanzar ese logro. “Esto tiene un significado especial, terminar la educación básica implica una mejora en las condiciones de trabajo y la posibilidad de continuar estudiando”, dijo.

El director nacional de Promoción Sociocultural del Ministerio de Desarrollo Social, Federico Graña, por su parte, aseguró: "No estamos acostumbrados a ver determinadas realidades y sí a mirar para el costado ciertas trayectorias”. “Verlos a todos hoy aquí me da ganas de felicitarlos por convencerme de que pueden, de que tienen derechos y de que siempre es tiempo de aprender. No todo el mundo se anima a volver a empezar y ustedes, además, terminaron”, expresó.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos