Noticias

Educación y recreación

Unos 300 escolares participaron este verano de campamento en plena naturaleza en laguna Negra, Rocha

Publicado: 05.02.2020 00:00h.

El campamento de laguna Negra, en el departamento de Rocha, es una de las propuestas recreativas que el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) brindó a unos 300 escolares este verano. El espacio, con características especiales en plena naturaleza, es parte de Campamentos Educativos de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), por lo que, además de niños, concurren alumnos de enseñanza media.
Escolares en la laguna Negra
Pie de foto: Escolares en la laguna Negra

El predio donde se instaló el campamento es de amplias dimensiones y se ubica a orillas de la laguna Negra, entre Castillos y el parque Santa Teresa, en el noroeste del departamento de Rocha. Cuenta con todo lo necesario para el esparcimiento y la diversión de hasta 160 personas, aunque los grupos que visitan el complejo no suelen superar los 90 integrantes, ya que se estima que es una cifra adecuada para un correcto funcionamiento de la propuesta, habitualmente de tres días y dos noches.

Durante todo el año visitan este lugar escolares, liceales y alumnos de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), dado que es parte del programa Campamentos Educativos de la ANEP. En enero y febrero, Primaria utiliza el espacio para llevar niños que participan del programa Verano Educativo y que provienen de distintos puntos de Uruguay, generalmente de dos escuelas del interior del país.

El lugar incluye canchas para la práctica deportiva, parque arbolado para juegos y espacio para compartir tiempo de descanso, más un amplio comedor y un salón de usos múltiples, doce habitaciones con baño privado y batería de baños de uso común, lo cual garantiza una buena estancia de los niños y adolescentes. Los alumnos pernoctan junto con los maestros que los acompañan desde su lugar de origen.

“Es una sede bien agreste, bien natural, que se diferencia bastante de otras que se transitan. Aquí todo lo que se hace es en base a lo lúdico y lo recreativo”, relató Leticia Pérez, una de las integrantes del equipo coordinador de Chaka Hanan, proyecto integrado por profesionales de la educación, tiempo libre, ludopedagogía, psicología, música y gestión cultural, que está a cargo de dos espacios que componen Campamentos Educativos de la ANEP. Uno es este, de laguna Negra, llamado Colonia Don Bosco, y el otro es El Retoño, en Solymar, Canelones.

En la laguna Negra los participantes pueden llevar a cabo actividades acuáticas y en la arena. “Quizás donde viven hay zonas de baño de arroyo o río, pero no tienen la presencia de la playa, el poder jugar en la arena, entrar al agua y que sea arena el piso, que tenga olas... Eso a veces los sorprende y siempre están las ganas de meterse al agua”, explicó entre risas Leticia al equipo de la Secretaría de Comunicación Institucional que visitó el sitio. “Vienen en junio y en la evaluación ponen ‘lo que no me gustó fue que no me metí al agua’ y es porque es junio y hace frío”, narró.

La propuesta de juego en el agua se repite cada uno de los tres días, ya que es el diferencial de la experiencia de verano. A esta se agregan otras actividades como una kermesse elaborada por los propios campistas, una caminata por el monte de higuerones, una fiesta de despedida en la que los niños exponen sus habilidades artísticas y un fogón tradicional en este tipo de jornadas.

En esta oportunidad, 90 niños provenientes de la escuela n.° 48 de Cerro Chato y de la n.° 9 de Tupambaé participaron de la experiencia, pero durante el año la sede recibe unos 3.000 visitantes, de un total de aproximadamente 18.000 niños y jóvenes que forman parte de este tipo de propuestas en los distintos locales de los que las instituciones educativas disponen.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos