Noticias

Estabilidad macroeconómica

Uruguay finalizó 2017 con una inflación de 6,55 %, menor guarismo de los últimos ocho años

Publicado: 05.01.2018

El índice de precios al consumo (IPC) anualizado a diciembre de 2017 se ubicó en 6,55 %, menor guarismo desde 2010. El Comité de Política Monetaria del Banco Central del Uruguay ( BCU) resolvió el pasado 29 de diciembre que en 2018 continuará la política monetaria contractiva para que la inflación se consolide dentro del rango meta, situado entre 3 a 7 %. Este objetivo fue definido por el Gobierno y el BCU para 2018 y 2019.
Banco Central del Uruguay
Pie de foto: Banco Central del Uruguay

Por primera vez desde 2009, la inflación anualizada cerró en 6,55 %, es decir, cumplió el rango meta fijado por el Gobierno (3 a 7 %).

Los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que el IPC se ubicó en 6,93 % (2010), 8,60 % (2011), 7,48 % (2012), 8,52 % (2013), 8,26 % (2014), 9,44 % (2015) y 8,10 % (2016). En tanto, en 2009 la inflación anualizada cerró en 5,90 %, cifra inferior que en 2017.

Por otra parte, en la última reunión del año, el 29 de diciembre pasado, el Comité de Coordinación Macroeconómica (CCM), órgano que reúne a representantes del Ministerio de Economía y  del Banco Central del Uruguay (BCU), decidió ratificar el rango objetivo para la inflación de 3 % - 7 % para de los próximos 24 meses.

Según un comunicado de prensa de la institución, el comité concluyó que la inflación continúa dentro del rango meta previsto y destacó “el cambio estructural” en la evolución de los precios de los bienes no transables de mercado (aquellos que no se exportan ni importan) que se ubican actualmente por debajo de 8 %. 

“Este proceso es consecuencia en buena medida de la evolución a la baja de las expectativas de inflación, lo cual es necesario continuar consolidando”, añade el reporte.

Asimismo, el Comité de Política Monetaria del Banco Central evaluó, en reunión celebrada también el 29 de diciembre, que si bien la inflación continúa dentro del rango meta, es necesario mantener la instancia contractiva de la política monetaria a efectos de consolidar este logro, en particular a través del canal de las expectativas inflacionarias. 

En este sentido, el BCU fijó como pauta indicativa de crecimiento interanual de M1’ (emisión de moneda local en poder del público más los depósitos a la vista y las cajas de ahorro) para el primer trimestre de 2018 un rango entre 14 % y 16 %. La definición estuvo basada en el proceso de remonetización de la economía y el aumento de la demanda de dinero, explicó el organismo en un comunicado.

Acceder al Comunicado del Comité del Política Monetaria

Genérica

Accesos rápidos