Noticias

Salud Pública

El capitán celeste, Diego Godín, fue designado padrino del hospital Pereira Rossell

Publicado: 05.06.2018

"Recibir la sonrisa de un niño no tiene precio, es el mejor premio que se puede tener y el mayor logro como deportista", enfatizó el capitán de la selección uruguaya de fútbol, Diego Godín, al ser designado, este martes 5, padrino del hospital Pereira Rossell. El presidente de ASSE, Marcos Carámbula, destacó el camino de compromiso social de jugadores y técnicos que a partir del 15 disputarán el campeonato mundial en Rusia.
Diego Godín es nombrado padrino del hospital Pereira Rossell
Pie de foto: Diego Godín es nombrado padrino del hospital Pereira Rossell

“Cuando Diego entró a la sala nacieron dos niños, que son augurales de esta visita y de lo que viene”, señaló Carámbula, al entregar el diploma que distingue a Godín como padrino del hospital Pereira Rossell.

Previamente, el futbolista del Club Atlético de Madrid y capitán de la selección uruguaya, junto con autoridades y funcionarios de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y del hospital, recorrió el servicio de Neonatología, oportunidad en la que saludó y fue fotografiado con padres e hijos internados en el lugar.

"En nombre de la salud pública del país", el presidente de ASSE agradeció a Godín, uno de los emblemas del combinado celeste, el apoyo a la maternidad más grande del país, en la que nace uno de cada seis uruguayos. Dijo que “lo más lindo que se lleva Diego es la sonrisa, la alegría y el sentimiento de los funcionarios, de los padres y de sus hijos”.

Carámbula recordó al anterior capitán de la selección, Diego Lugano, quien “marcó un camino de compromiso social muy importante, que muchos uruguayos valoran, y por eso los queremos tanto”.

Por su parte, Godín agradeció al equipo del hospital estatal y dijo que “es un orgullo y honor aportar a la sociedad y a los niños que tanto cariño brindan, porque detrás de un deportista hay un ser humano”.

“El fútbol en Uruguay va más allá de la cancha”, sostuvo. Expresó que “recibir la sonrisa de un niño no tiene precio, es el mejor premio que se puede tener y el mayor logro como deportista".

Luego felicitó a los médicos, enfermeros y a todos los que trabajan diariamente en el hospital, “que no son personas conocidas, pero son verdaderos héroes, porque ayudan a mucha gente a salir adelante y a mejorar la calidad de vida de los niños y niñas”.

Salud, Políticas sociales , Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos