Noticias

Proyecto Incubar

Vivienda abandonada de la capital brindará soluciones habitacionales transitorias a jefas de hogar

Publicado: 14.03.2019

El Mides firmó, este jueves 14, un convenio con la Intendencia de Montevideo, en el marco de un proyecto que gestiona viviendas en desuso y que le permitirá a 10 familias con jefatura femenina acceder a soluciones habitacionales individuales y transitorias, en una finca abandonada de la capital, recuperada con ese fin. Cada familia contará con apoyo técnico social para fortalecer sus trayectorias en la propuesta.
Firma de convenio Mides e Intendencia de Montevideo
Pie de foto: Firma de convenio Mides e Intendencia de Montevideo

La directora de Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo, Silvana Pissano, explicó que en la jornada se firmaron varios acuerdos en el marco de su proyecto Fincas, cuyo desafío es recuperar 25 viviendas abandonadas y deudoras del Gobierno departamental que se ubican entre la Ciudad Vieja y el Centro de la capital.

Familias usuarias de los centros de 24 horas de atención a mujeres con niños y adolescentes en situación de calle, de la Dirección de Protección Integral del Mides, serán las beneficiarias de esta propuesta que brindará soluciones habitacionales transitorias en una de las fincas recuperadas por la Intendencia.

El Proyecto Incubar, que desarrolla el Mides, es una aproximación al modelo Housing First que se implementa en varios países europeos. La comuna capitalina se marcó el objetivo de recuperar estas viviendas y utilizarlas en diversas iniciativas innovadoras, para las cuales se convoca a la sociedad civil organizada.

En otros casos, estas viviendas se utilizarán para soluciones denominadas “cooperativas dispersas” porque tendrán la característica de no estar juntas físicamente. La jerarca agregó que este paso de crear cooperativas en barrios consolidados de la ciudad es transformador y, entre otras cosas, pretende evitar el fenómeno llamado “gentrificación”, que ocurre cuando el cambio que experimenta una zona termina expulsando a las familias que ya vivían en ella.

“Estamos recuperando un pasivo que tenía la intendencia en estas 25 casas, transformamos lo que era una deuda en un activo. Lo que hacemos es trabajar en un proyecto de gestión y la inversión económica que se necesita es el propio trabajo”, explicó Pissano.

Por otro lado, la jerarca aclaró que se contabilizaron en Montevideo 336 viviendas, de las cuales 66 son consideradas viables y 25 son las que se incluyeron en la primer etapa del proyecto Fincas. Las edificaciones que se engloban en este proyecto son aquellas cuya deuda con la comuna supera su valor catastral.

Este es un relevamiento de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) y la Dirección Nacional de Vivienda que se hiciera hace algunos años y que identifica 336 fincas visiblemente abandonadas en los municipios B y C. De ese total, 66 resultaron ser viables. A raíz de ello, se conformó un equipo transversal en la Intendencia de Montevideo, que estudia con rigurosidad estos casos. De ese universo de 66, se eligieron 25 cuyas características incluyen ser deudoras y superar el valor de tasación del propio inmueble.

 

 

 

Genérica

Accesos rápidos