Noticias

Derechos Humanos

Comisión de Reparación recordó a víctimas de la tortura en la base aérea Boiso Lanza

Publicado: 15.11.2016

La Comisión Especial de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas de la Actuación IIegítima del Estado instaló una placa conmemorativa en la base aérea de Boiso Lanza, en Montevideo, donde funcionó un centro clandestino de detención y desaparición forzada entre 1972 y 1985. En este lugar desaparecieron, entre otros, Ubagésner Chaves Sosa y Jose Arpino Vega.

“Por aquí pasaron cientos de compañeros que fueron sometidos a violaciones, amenazas y torturas”, recordó el representante de los presos y presas políticas que estuvieron recluidos en este centro clandestino, Baldemar Taroco.

“Aquí enfrentamos a la muerte, con torturadores que hoy no son capaces de enfrentar sus delitos”, definió. En Boiso Lanza operó además el Plan Cóndor, al cual Taroco consideró como “una cuenta pendiente”.

La placa se instaló este viernes 13 con la presencia de familiares de detenidos desaparecidos por el último régimen militar que quebró la institucionalidad en el país.

“Queremos homenajear a aquellos fallecidos por las secuelas de la tortura, a esas madres y esos hijos, al pueblo uruguayo”, dijo.

El presidente de la Comisión Especial, Nicolás Pons, consideró que con estas acciones se deja “constancia de que la tortura fue una práctica constante en la dictadura”. “Emerge como un compromiso insoslayable con las nuevas generaciones para mantener viva la memoria”.

“El más sentido reconocimiento de la comisión, condenando los crímenes de lesa humanidad perpetrados por agentes del Estado uruguayo”, concluyó.

Esta acción se realizó de acuerdo a lo dispuesto por los artículos 7 y 8 de la ley 18.596. Hasta el momento fueron instaladas placas conmemorativas en lugares emblemáticos de Canelones, Durazno, Tacuarembó, Soriano, Rio Negro, Montevideo, Treinta y Tres, Colonia y Rivera.

Derechos humanos

Accesos rápidos