Noticias

Carolina Cosse

La clave del éxito uruguayo estará en cómo se integra la tecnología digital para cambiar la industria tradicional

Publicado: 19.04.2018

“Las tecnologías de la información (TIC) tienen grandes ventajas competitivas en Uruguay y, si cambiamos la óptica y en lugar de suministrar estos servicios los integramos a la operativa tradicional, podemos descubrir nuevos negocios”, dijo la ministra Carolina Cosse en un panel de reflexión sobre las TIC y la industria. La incorporación de tecnología mejora la productividad y la competitividad, añadió.
Carolina Cosse expone en Somos Uruguay
Pie de foto: Carolina Cosse expone en Somos Uruguay

“Tenemos que plantearnos cómo la industria tradicional puede cambiar su perspectiva e ir hacia una integración con el mundo digital que le ayude a aumentar la productividad, la competitividad y a descubrir nuevas líneas de negocios”, sostuvo la titular de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, en su  exposición de este miércoles 18 en Somos Uruguay: "Cómo la industria está cambiando al mundo y el impacto de las nuevas tecnologías".

A su entender, frente a este desafío Uruguay debe reconocer en el presente las trazas del futuro que "ya llegó". La relación habitual entre la industria TIC y la tradicional era de suministro, pero llegó el momento de reflexionar sobre su integración, consideró. En ese sentido: “Las tecnologías de la información tienen grandes ventajas competitivas en Uruguay y, si cambiamos la óptica y en lugar de suministrar estos servicios los integramos a la operativa tradicional, podemos descubrir nuevos negocios”, añadió la ministra. Entre ellos, mencionó el reconocimiento facial, el reconocimiento de texto, la traducción automática, el diagnóstico de patologías a través de imágenes, la maquinaria guiada por GPS y otros.

"Además, hay que prepararse porque los trabajos y la forma de trabajar va a cambiar. Un ejemplo es el teletrabajo, que es una herramienta, pero, sobre todo, el signo más importante será una fuerte orientación a resultados y flexibilidad en la organización del trabajo”, argumentó. "A la velocidad hay que responder con colaboración, a la sofisticación de la tecnología hay que responder con acciones colectivas de educación que nos forme como un país tecnológicamente fuerte, con trabajadores que pueden diseñar, producir, operar y reparar maquinaria sofisticada”, resaltó.

En cuanto a la velocidad de los cambios, explicó que un ejemplo de ello es recordar lo que ocurría hace varias décadas cuando una empresa considerada “enorme” era la que tenía 100 años. Sin embargo, hoy las más conocidas del mundo a nivel digital, no superan los 20 años. “No es natural pensar que las más grandes son las más jóvenes. Eso también es un cambio en la forma de pensar y en la realidad del mundo, lo que nos pauta la velocidad del cambio. Por eso importa la comunicación y la integración entre la industria tradicional y la de las TIC”, relató Cosse. 

La ministra participó del ciclo “Línea de encuentro” organizado por Somos Uruguay en las instalaciones del hotel Sheraton Montevideo, junto al presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías  de la Información (CUTI), Leonardo Loureiro; el fundador de Bantotal, Mariano de Larrobla, y el cofundador de Tryolabs y Monkey Learn, Martín Alcalá.

 

 

 

Cultura, educación, ciencia y deporte, Industria y Turismo

Accesos rápidos