Noticias

Encuentro y diálogo

Organismos estatales apuestan por cambio cultural en reproducción de valores para terminar con la violencia de género

Publicado: 24.03.2017

La reproducción de estereotipos, la raíz cultural de la violencia de género y la desigualdad, las dificultades para la apertura de un sistema dialógico fueron abordados por representantes de la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, el Instituto Nacional de las Mujeres y el Codicen, en la sala Delmira Agustini del teatro Solís, en el evento denominado Cambio Cultural, Derechos Humanos y Violencia basada en Género.
Autoridades en evento Cambio Cultural, Derechos Humanos y Violencia basada en Género
Pie de foto: Autoridades en evento Cambio Cultural, Derechos Humanos y Violencia basada en Género

La integrante del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Laura Motta, dijo este viernes que la educación es un factor de la vida diaria que cambia o reproduce estereotipos instalados, y que en Uruguay trabajan en la enseñanza 60.000 personas, sus actividades llegan a 700.000 estudiantes y a más de dos millones de ciudadanos.

Agregó que la institución está trabajando en una política transversal de género para promover la igualdad de género en todo el sistema educativo nacional y, de esta forma, disminuir inequidades. Enumeró que ANEP trabaja, por ejemplo, en el Consejo Consultivo de Género de Violencia Doméstica, en campañas de Violencia en el Noviazgo, así como en la forma de encarar la ciencia y la tecnología y la participación de las mujeres en proyectos de energía fotovoltaica.

Mariella Mazzotti enfatizó que la violencia de género tiene una raíz cultural, que debe ser modificada en cuanto a los roles en ámbitos privados y públicos, lo que implica la construcción y transformación de la sociedad. Se refirió a las enseñanzas que reciben los niños en el barrio, en las familias o en lo deportivo, ámbitos donde aprenden a ser mujeres o varones desde su infancia con la elección de juegos o colores.

"La raíz de la violencia de género es cultural y tiene que ver con los procesos de socialización y de la distribución de roles y poderes al interior del hogar y de las instituciones. Cuando la violencia se concreta es una violación de los derechos humanos", señaló.

Al finalizar la mesa de apertura del evento, el secretario de Derechos Humanos de Presidencia de la República, Nelson Villarreal, habló de focalizar estudios y análisis para saber de qué forma se están reproduciendo los valores y la rotación de poder en la sociedad, además de la legitimación de formas de convivencia, que van cambiando en forma constante.

El funcionario también se refirió a los fenómenos de violencia que se están observando en la sociedad, acciones que según su valoración tienen relación con la no aceptación de la diversidad y que el otro debe ser tratado como un igual.

Subrayó que las políticas públicas deben estar atentas al conflicto de paradigmas que se está dando en la sociedad actual, al intervenir para construir un proceso de igualdad para la convivencia que apuesta a la apertura de un sistema dialógico que es producto de un diálogo igualitario.

Derechos humanos, Políticas sociales

Accesos rápidos