Noticias

Estrategia de rehabilitación

Privados de libertad transforman espacios en desuso del hospital Maciel en salas de internación

Publicado: 23.08.2017

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, informó que personas privadas de libertad refaccionan espacios en desuso del hospital Maciel, en la Ciudad Vieja de Montevideo, para convertirlos en salas de internación, una de las cuales será destinada a reclusos que necesiten atención sanitaria. Además se firmará otro convenio con la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para reparar camas y sillas de ruedas.
Hospital Maciel
Pie de foto: Hospital Maciel

Un convenio firmado entre el Ministerio del Interior y ASSE permitirá reparar estructuras, mientras que otro está próximo a concretarse para recuperar camas y sillas de ruedas. “La idea es llevar el equipamiento de salud deteriorado al Polo Industrial del ex Comcar (Unidad n.º 4 Santiago Vázquez) para repararlos y distribuirlos luego entre personas que lo necesiten”, dijo Bonomi en declaraciones expresadas el martes 22 en la sede de la Intendencia de Canelones.

Añadió que personas privadas de libertad que trabajan en el Polo Industrial realizan desde julio tareas de refacción en el hospital Maciel para reconstruir espacios en desuso, como un antiguo anfiteatro que se usaba como depósito.

En el lugar se concebirán salas con 10 camas, en la mayoría de los casos, mientras que una de cinco será destinada a personas privadas de libertad que actualmente deber ser distribuidas en varias reparticiones del nosocomio cuando requieren atención sanitaria. La inversión en esta tarea puede llegar a los dos millones de pesos, monto que, si los trabajos se hicieran con una empresa constructora privada, alcanzarían a unos siete millones.

La sala para personas privadas de libertad es diseñada según las medidas de seguridad necesarias, para optimizar los recursos humanos con los que cuenta el Instituto Nacional de Rehabilitación, pues los protocolos indican que por cada paciente trasladado de un establecimiento carcelario a una institución médica se debe destinar dos policías para su custodia.

Otras intervenciones de personas privadas de libertad
Bonomi informó que internos también reparan la rambla costanera del arroyo de Parque del Plata y renovaron un hospital en San José, centros de atención a la infancia y la familia (CAIF), escuelas y liceos, en diversos puntos del país. Ya han construido espacios públicos en Montevideo y Santa Lucía del Este, en Canelones.

“En una época anterior, el perfil de las personas que trabajaban se determinaba por el delito cometido, pero ahora eso es solo el punto de partida y la conducta es clave”, explicó.

“Estamos en un sistema de progresividad, en el cual, con buen buena conducta, evolucionan a más posibilidades de trabajo y de visita. Hay quienes han perdido la libertad por delitos menores, pero el mal comportamiento los lleva a una situación interna en peores condiciones”, precisó.

“En 2010 estaba el 100 % de los internos en malas condiciones y solo 80 personas trabajaban. En 2017, hay 4.000 personas privadas de libertad que trabajan”, especificó.

Seguridad y defensa , Salud

Accesos rápidos