Noticias

Respuesta policial

“Cuando estén instaladas todas las cámaras de seguridad, habrá una presión más hacia la baja de delitos”, subrayó Bonomi

Publicado: 22.12.2016

El Ministerio del Interior lanzó el llamado a licitación pública internacional para instalar 2.200 cámaras de seguridad en Montevideo y 1.100 en Canelones, anunció el titular, Eduardo Bonomi, en la presentación de las 60 cámaras donadas por la empresa Hípica Rioplatense, con el objetivo de controlar el barrio Ituzaingó. “Cuando estén todas las cámaras habrá una presión más hacia la baja de delitos”, aseguró.
Eduardo Bonomi
Pie de foto: Eduardo Bonomi

“En estos días lanzamos una licitación pública internacional para instalar en la zona metropolitana 3.300 cámaras, 2.200 para Montevideo y 1.100 para Canelones. Estas serán a costo del Ministerio del Interior. Pueden ser más en casos como este, haciendo un proyecto con el sector privado, que hay interés en concretar”, informó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

“Cuando estén todas las cámaras en funcionamiento habrá una presión más hacia la baja de los delitos, porque estamos en el camino correcto”, precisó el secretario de Estado en alusión al desarrollo del sistema de videovigilancia para cumplir con el compromiso de bajar un 30 % las rapiñas.

En un mes de funcionamiento, el nuevo circuito de videovigilancia permitió detención de 20 personas
La información fue divulgada durante la inauguración oficial del circuito de videovigilancia en el barrio Ituzaingó de Montevideo, impulsado con el acuerdo entre el Ministerio del Interior y la empresa Hípica Rioplatense Uruguay SA.

El circuito de videovigilancia del barrio Ituzaingó está compuesto por 60 cámaras y 21 domos que controlarán el acceso al Hipódromo de Maroñas, los centros educativos, la plaza de deportes, el centro Caif y la zona comercial.

“Es la primera empresa privada que financia algo por fuera de su propio interés directo. En este caso busca la seguridad del entorno”, afirmó el ministro Eduardo Bonomi, quien recordó varios acuerdos con otras empresas que trabajan con el Centro de Monitoreo.

También se instalaron cámaras en otros departamentos financiadas entre el ministerio, la intendencia local y los empresarios.

En este caso, las 60 cámaras y 21 domos fueron donación de la empresa privada; la cartera ministerial se encargó la instalación de la red de fibra óptica, la energía eléctrica y los recursos humanos destinados al monitoreo y respuesta policial a los eventos que registren las cámaras.

Se despliega por las 40 manzanas que conforman el barrio controlando los accesos al Hipódromo, así como también lugares claves de esta zona, tales como el centro de atención a la infancia y la familia de la zona, una policlínica, la casi totalidad de los centros educativos de la zona, la plaza de deportes y la zona comercial comprendida entre las calles General Flores y José María Guerra.

Este circuito de videovigilancia cuenta con monitoreo en tiempo real y respuesta policial a partir de ese monitoreo, tal cual se opera en los circuitos instalados en otras zonas de la ciudad.

“En un mes de funcionamiento ya tiene resultados positivos con 20 personas detenidas y tres procesados sumado también a la interrupción de rapiñas. Para nosotros va todo bien”, informó el jerarca.

Según indicó, las cámaras se agregan al trabajo del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) y la promulgación de leyes en materia de seguridad, como los tres elementos principales para el compromiso asumido.

“Será un barrio más seguro y permitirá mejorar la calidad de vida su población, donde el Hipódromo es el motor principal. Este proyecto dará la seguridad que necesitaba”, aseguró el representante de la empresa, Gabriel Gurméndez. 

Seguridad y defensa

Accesos rápidos