Noticias

Desarrollo Social

Arismendi subrayó que población bajo línea de pobreza en 2005 en su gran mayoría hoy está trabajando

Publicado: 26.05.2019 15:03h.

“Este es el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) invisible”, dijo la ministra Marina Arismendi durante una jornada del Programa Nacional de Voluntariado. “¿Toda la gente que estaba bajo la línea de pobreza en 2005 dónde está?”, se preguntó. “La gran mayoría, trabajando”, afirmó. Destacó el programa Uruguay Trabaja, al que se inscriben 20.000 personas por año, el monotributo social y el apoyo a cooperativas y emprendedores.
Marina Arismendi
Pie de foto: Marina Arismendi

“Uno de cada tres uruguayos estaba bajo la línea de pobreza en 2005 y hubo que asegurar un plato de comida en aquel momento”, recordó Arismendi este sábado 25, en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional en el Encuentro Nacional de Voluntariado. Afirmó que “hoy la mayoría de los uruguayos logró tener un trabajo” y destacó que muchos lo obtuvieron a través del monotributo social y las cooperativas sociales.

“El Mides invisible realiza este sábado el encuentro con 2.000 voluntarios, en la víspera inauguró un centro de atención a la infancia y la familia (CAIF) en Casavalle, el lunes presentará en el Instituto Nacional de Investigación Agropeecuaria (INIA) Las Brujas la compara de ovejas para una cooperativa de mujeres emprendedoras, la próxima semana comienza la inscripción del programa Uruguay Trabaja”, detalló Arismendi al enumerar una serie de actividades que muestran los diversos ámbitos en los que la cartera que ella dirige actúa. “Dicen que la gente no quiere trabajar, pero la prueba de que no es así es la cantidad que se inscribe a los programas laborales”, enfatizó.

Ejemplificó que con apoyo del Mides trabajadores del sector tabaco de Artigas se reconvirtieron y actualmente crían ovejas. Además, en el hospital de Colonia recientemente inaugurado trabajan cuatro cooperativas sociales con personas de Juan Lacaze que perdieron sus empleos y se capacitaron en nuevas tareas.

Mencionó también el apoyo a productores familiares que venden su producción directamente al Estado, lo que permite un ahorro en las compras y mayor ganancia al productor.

Con respecto al Programa de Voluntariado, señaló que crece año a año y alcanza las 9.000 personas. “Cuando dicen que los jóvenes no quieren nada, que son egoístas, acá están demostrando que no es así”, subrayó.

“Los voluntarios brindan sus tiempos, conocimientos, alegrías, afecto, para diferentes cosas como acompañar chicos privados de libertad, cuidado del ambiente en áreas protegidas, o acompañar estudiantes que lo necesitan”, manifestó.

 

Políticas sociales

Accesos rápidos