Noticias

Patrimonio mundial

Intendencia de Río Negro reconstruye memoria histórica de ex frigorífico Anglo

Publicado: 05.04.2019

Las historias de vida de un grupo de personas que trabajaron en el frigorífico Anglo conforman un archivo documental audiovisual que realiza la Intendencia de Río Negro con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Los testimonios reconstruyen la memoria histórica de una industria que en 2015 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció como Patrimonio Mundial.
Piezas del museo del Anglo
Pie de foto: Piezas del Museo del Paisaje Industrial Fray Bentos

La Intendencia de Río Negro, con el apoyo del BID, está produciendo un archivo documental audiovisual con relatos de personas que trabajaron en el frigorífico Anglo. Las historias de vida de quienes trabajaron en la fábrica de alimentos conocida como “la cocina del mundo” son registradas en videos de aproximadamente dos horas de duración. La colección se llamará “En carne propia”, y la primera serie incluye 15 entrevistas que suman 30 horas de testimonios. El contenido completo estará disponible en audio y video en el archivo histórico del Paisaje Industrial Fray Bentos, Intendencia de Río Negro.

Las entrevistas apuntan a dar voz a los protagonistas y los muestran en sus hogares, la fábrica y la ciudad. Estas primeras grabaciones fueron realizadas entre agosto y diciembre de 2018. En algunos casos, los entrevistados cuentan sus anécdotas mientras recorren sus antiguos lugares de trabajo. En varios testimonios, la evocación del pasado se enriquece con la presentación de fotos de época o documentos que forman parte del acervo del Museo de la Revolución Industrial.

Para el secretario general de la Intendencia de Río Negro y gestor del sitio patrimonial, Guillermo Levratto, “a 40 años del cierre definitivo del Anglo, estamos recuperando el testimonio vivo de los protagonistas, de quienes construyeron con su esfuerzo este Patrimonio Mundial que hoy disfrutamos”. Para Levratto, “esta es una forma de rendir homenaje a quienes aportaron tanto a nuestra identidad y también una forma de humanizar la gestión del sitio patrimonial”.

Los entrevistados tienen entre 74 y 98 años y representan a las secciones Administración, Cámaras Frías, Conserva, Faena, Grasería, Latería Mecánica, Menudencias, Pintada y Sala de Máquinas, entre otras.

En esta serie de entrevistas, dieron testimonio Juan Carlos San Martín, Delia Antivero, Juan Andrés Patita Pais, Rogelio Mántaras, Eliette Correa, Walter Agostini, Melania Martelli, Edilia Gerez, Juana Lemos, Marcos Letamendía, Paula Carbajal, Maureene McFarlane, Enrique Figueira, César Cardozo, Adolfo Alessio y Eduardo Romero.

Estos relatos ayudan a reconstruir la memoria histórica de un emprendimiento que desde la segunda mitad del siglo XIX moldeó la identidad de Fray Bentos y desde 2015 es reconocido como Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La producción, selección de entrevistados y realización audiovisual estuvo a cargo de la empresa Mode bajo la supervisión del equipo de gestión del Paisaje Industrial Fray Bentos.

La gran cocina del mundo

Localizada en la ciudad de Fray Bentos, la fábrica de alimentos se convirtió en la primera transnacional de la industria cárnica del mundo y el primer enclave de la Revolución Industrial en el Río de la Plata.

Durante 116 años exportó extracto de carne, carne en conserva (corned beef) y más de 200 productos alimenticios a los cinco continentes. Los productos elaborados en Fray Bentos alimentaron a las tropas militares y la población civil europea en tiempos en que este continente enfrentaba escasez de comestibles. De allí que el establecimiento fuera conocido durante el siglo XX como “la gran cocina del mundo”.

En las primeras décadas del siglo pasado, llegó a ocupar 4.500 personas y a ser la principal fuente laboral de la ciudad. También produjo un importante movimiento inmigratorio, ya que atrajo a trabajadores de 60 nacionalidades. Esto aportó a la capital de Río Negro una gran diversidad cultural y étnica, que puede verse en ciertas arquitecturas, expresiones gastronómicas, términos lingüísticos y hasta formas de vida.

El Paisaje Industrial Fray Bentos, ex frigorífico Anglo, fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en julio de 2015. Fue fundado en 1865 con el nombre Liebig’s Extract of Meat Company (Lemco), en 1924 se convirtió en el frigorífico Anglo del Uruguay y entre 1968 y 1979 fue gestionado por el Estado uruguayo como frigorífico Fray Bentos.

Genérica

Accesos rápidos