Noticias

Conexión de alta velocidad

Antel instalará cable submarino de 2.000 kilómetros y será proveedor regional de Internet

Publicado: 05.11.2015

Las empresas Antel y Google firmaron un convenio para la instalación de un cable submarino de fibra óptica de casi 2.000 kilómetros, que unirá las ciudades de Maldonado, en Uruguay, con la sureña Santos, en Brasil, y a su vez permitirá conexión con Estados Unidos. El acuerdo permitirá a la firma estatal acceder a una enorme capacidad de banda ancha mundial y pasar a ser proveedor de servicios con el resto de América Latina.
Autoridades de Antel en presentación de cable de fibra óptica
Pie de foto: Autoridades de Antel en presentación de cable de fibra óptica

El presidente de Antel, Andrés Tolosa, señaló que el cable tiene una longitud de 2.000 kilómetros y cuenta con seis pares de fibras. Esto aumentará el ancho de banda total de los sistemas existentes de cables submarinos hasta alcanzar los 90 terabits por segundo, de acuerdo a las estimaciones. La obra quedará completada a finales de 2017, con una inversión de Antel de 77 millones de dólares en total.

"Este es un proyecto de mediano y largo plazo con una recuperación de la inversión en un tiempo sensiblemente menor a la vida útil del cable, que es de 25 años y permitirá la provisión de Internet a todos los países de la región que lo requieran y hasta Estados Unidos si así lo necesita. Ya hay algunos contactos desde el exterior interesados en la compra de servicios de Internet", dijo Tolosa.

La ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, resaltó que se concretó la última parte del proyecto que vincula a Uruguay en forma directa con el acceso a Internet en Estados Unidos. El acuerdo permite la concreción del último tramo en Maldonado, Uruguay, y Santos en Brasil. El tramo entre Santos, Fortaleza y Boca Ratón ya está en construcción.

La ministra afirmó que es una gran alegría para todos los uruguayos la concreción de este proyecto internacional, el que consideró el más importante que ha desarrollado Uruguay en términos de infraestructura. “Permite el acceso a una enorme capacidad de banda ancha internacional, lo cual permitirá que Antel en lugar de ser cliente, pasará a proveer servicios en Uruguay y en América Latina", dijo.

Cosse agregó que la obra es de sustantiva importancia en lo que refiere a las oportunidades para los jóvenes y para los niños. “Lo que debemos plantearnos en esta coyuntura complicada a nivel regional e internacional es: si ahora estamos logrando esto, entonces qué debemos plantearnos parados en estos resultados actuales para seguir avanzando hacia el futuro”.

La secretaria de Estado subrayó que las comunicaciones "han cambiado estos últimos años a pasos aceleradísimos y lo importante es que esta empresa pública ha sabido adaptarse y tomar la delantera cambiando su modelo de negocios".

"Debemos ser conscientes de que los niños que iniciaron en el Plan Ceibal ya están llegando a la universidad. Esta estructura tecnológica muestra con qué los estamos esperando. Los esperamos con futuro y es así que tenemos que preparar al país como lo estamos haciendo y como debemos seguir haciéndolo", dijo Cosse.

"Hay cinco cables que llegan a América del Sur desde Estados Unidos con banda ancha internacional y de ellos solo dos llegan al sur del sur y ahora van a ser tres; este tercero lo está haciendo Uruguay", dijo la jerarca.

El proveedor seleccionado para este proyecto es Alcatel-Lucent Submarine Networks (ASN), la filial de cables submarinos de Alcatel-Lucent.

 

 

Obras públicas, Comunicaciones y Transporte

Accesos rápidos